[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Image_Widget”][/siteorigin_widget]
[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Image_Widget”][/siteorigin_widget]

     Siempre hemos dicho que uno aprende con los que saben, y asistir a un evento como en el que estuvimos en Medellín con cuatro pesos pesados de la comunicación política mundial, es, de verdad, gratificante, en un mundo donde se hacen eventos con ‘conferencistas’ de papel, sin nada que mostrar, como en un evento que hicieron hace poco en mi tierra natal, Valledupar: en el panel no había un conferencista que al menos haya ganado una campaña electoral en Latinoamérica, solo habían ilustres desconocidos, sin peso específico dentro del mundo de la comunicación política seria.

     Está bien claro que los políticos que no se actualicen o no se pongan a tono con el mundo digital, van a quedar rezagados. Las conversaciones en los medios digitales están siendo desaprovechadas. Desconocemos los datos de las personas que están detrás de un LIKE o una conversación. Los estrategas digitales a la vanguardia no vamos tras la validación social que representa el LIKE, vamos tras los datos. Los ‘me gusta’ no votan porque 

conocemos quiénes están detrás de ellos. 

     Nuestras estrategias han ido evolucionando acorde con la complejidad del elector y, ahora, el principal negocio de agencias como la nuestra reside en la recolección de datos, como mails, números de WhatsApp, etc.

     Blue State Digital, Election Mall, plataformas como Nation Builder, hace mucho tiempo salieron del negocio del marketing digital y se instalaron en la de recolección de datos. Estas grandes empresas norteamericanas 

entendieron que las plataformas digitales eran un medio en sí mismo, no el fin. Eran el conducto para movilizar y activar voluntarios.

     Asistimos hace poco al cuarto Encuentro Internacional de Estrategia Política, que recientemente se realizó en Medellín, certamen que abordó un tema sensible por lo coyuntural y por el despliegue que se les ha dado en campañas internacionales: cómo usar de manera efectiva las redes sociales y el mundo digital, en general, para conseguir votos.

     Ya no es sólo tener un gran número de seguidores en las redes sociales, sino cómo lograr interactuar con ellos, a tal punto que podamos contar con sus votos en las jornadas electorales.

     El Encuentro contó con una ponencia de Guillermo Riera, consultor argentino, quien asesoró en estrategia digital la campaña del actual presidente Mauricio Macri.

[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Image_Widget”][/siteorigin_widget]

Riera, que se ha destacado primero como periodista en el área digital y luego como coordinador de procesos electorales en la misma área, resaltó la importancia de las redes sociales, en especial Facebook, por la capacidad de segmentar que tendría cualquier campaña.

     Cuando se empieza el proceso de segmentación en esta red, se puede llegar al nivel de hablarle en su ‘idioma’ no a una ciudad, ni a un sector, sino a un barrio. Ese nivel de detalle lo que logra es que el ciudadano entienda el 

[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Image_Widget”][/siteorigin_widget]

mensaje del candidato como uno diseñado para él mismo y, al sentir esa particularidad, se puede llegar de manera más clara a la acción.

     Estamos embarcados en la dura tarea de trabajar en las regiones por profesionalizar la comunicación política, pero eso solo se logra aprendiendo y estudiando con los que saben. Desafortunadamente son muy contados los caribes que asistimos a este tipo de eventos a nivel nacional ─mucho menos a nivel internacional─, pero nosotros seguimos demostrando el interés creciente por profesionalizar la política.

     Hicimos compañía a un amigo consultor español, Carlos Gutiérrez, con fuerte presencia profesional en México, quien destacó las nuevas herramientas disponibles para que el mensaje sea atractivo para la ciudadanía. El asesor dijo que las redes son importantes porque han logrado conectar al ciudadano con los dirigentes políticos, pero lo clave para que se tenga

éxito en una campaña electoral es la construcción del mensaje.

     Por eso dejó muy claro que el modelo usado por su empresa Le Black Room es uno en el que se concentran sólo en asuntos técnicos digitales, no se autodefinen ni trabajan como estrategas de campaña. Esa labor se la dejan a 

otro, que es quien debe armar, a partir de las necesidades de la población que se aspira a gobernar, las condiciones por las cuales se va a mover toda la estructura, tanto de comunicación como de política.

     Está claro que no hay dos mundos separados: en el que vivimos todos los días y el de las redes sociales. Estas son una extensión del mundo real, son un reflejo de lo que vemos día a día y, por eso, entender lo digital pasa primero por tener certeza de lo que sucede en el mundo que nos rodea.

     Los consultores coincidieron en destacar la importancia de los estudios de opinión, cuantitativos y cualitativos, como primer paso para comprender el lenguaje de la gente, los tiempos en los cuales se mueven las campañas y los detonantes necesarios para la movilización del voto.

     A través de esa recolección permanente de datos se pueden llegar a perfilar los públicos

[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Image_Widget”][/siteorigin_widget]

a los cuales se les quiere llegar por medio del mercadeo digital. Y el nivel de cercanía que se logre establecer va a determinar qué tanto seremos capaces de llevarlos a la acción con el voto o permitir que se queden sólo como espectadores en medio de una contienda.

     El tercer consultor internacional vino procedente de Costa Rica, el consultor peruano Víctor Rojas, asesor de varios presidentes

[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Image_Widget”][/siteorigin_widget]

latinoamericanos dentro de los que se cuentan Miguel Ángel Rodríguez y Pedro Pablo Kuczynski, y quien enfocó su conferencia en los momentos de la comunicación digital y el impacto que éstos puedan tener en los resultados de las campañas.

     Rojas fue más allá y habló del papel de los partidos políticos y ─citando al profesor Manuel Alcántara─ dijo que en unos años los partidos tal como los conocemos hoy, no van a existir.

La política digital

     El cuarto Encuentro Internacional de Estrategia Política cerró con un panel conducido por el reconocido periodista Juan Carlos Velásquez Estrada, en el que participaron Juan Sebastián Delgado director de la firma Estratégik Consultores y el profesor investigador de la UPB, Carlos Betancur Gálvez.

[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Image_Widget”][/siteorigin_widget]

     En el panel titulado Retos de la política digital en Colombia, se analizaron las estrategias expuestas en el certamen y se trajeron a la realidad colombiana.

     Entre otras conclusiones se llegó a la siguiente: Colombia es uno de los países de mayor penetración de teléfonos inteligentes de la región, lo que ofrece un abanico enorme de posibilidades para migrar los mensajes hacia los nuevos medios.

     La clave de todo este proceso, para dejar de tener sólo seguidores y pasar a votantes, se puede enmarcar en el

resumen de la intervención inaugural de Hubert Gehring, representante en Colombia de la Fundación Konrad Adenauer de Alemania: los políticos que incorporan nuevas formas de comunicación están llevando a que se cambie la manera de hacer política, quienes no se actualizan, se quedan rezagados.

[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Image_Widget”][/siteorigin_widget]
[siteorigin_widget class=”SiteOrigin_Widget_Image_Widget”][/siteorigin_widget]