El V Congreso Iberoamericano y VII Nacional por una Educación de Calidad, que se viene realizando en el Caribe desde el año 2005, y cuyas quinta edición iberoamericana y séptima nacional se clausuraron en la ciudad de Santa Marta el pasado 1º de Diciembre, se ha constituido en un referente de la pedagogía en Colombia y en Latinoamérica, consolidándose como una movilización pedagógica y social con un escenario de dialogo colectivo e intelectual, abierto a la necesidad de pensar la educación no como algo complementario, sino como un asunto medular para el país en lo económico, lo social, lo político y lo cultural.

     Así lo reafirmó un pronunciamiento firmado en la reunión por los líderes educativos y los representantes de las organizaciones convocantes del Congreso, entre las cuales se encuentra la Fundación por una Educación de Calidad; la Organización de Estados Americanos para la Educación la Ciencia y la Cultura (OEI); los Clubes Unesco; la Red de doctorados de Ciencias de la Educación  RUDECOLOMBIA; SUECOLOMBIA; la Universidad del Valle; el Instituto Alberto Merani; la Universidad de Cartagena; la Universidad del Atlántico, y la Universidad del Magdalena, que actuó como anfitriona del evento.

     El pronunciamiento dilucida lo que para los docentes constituye un aspecto clave de la educación, relacionado con la construcción de la democracia. Al respecto el documento señala que “solo con una ciudadanía activa, que tenga acceso a la lectura, a las redes digitales, bibliotecas, datos, cifras y estadísticas, con capacidad de interpretación crítica, puede luchar conscientemente por sus derechos y puede empoderarse de los asuntos públicos para implementar políticas adecuadas y acordes a las necesidades de la sociedad”.

     En ese contexto conceptual el Congreso educativo aprobó una moción de apoyo al actual Movimiento Estudiantil en su lucha por la defensa de la universidad pública, enmarcada en la conmemoración de los 100 años del Movimiento de Córdoba (Argentina) y el grandioso movimiento estudiantil colombiano del año 1971 por una educación nacional, científica al servicio del pueblo y al que fuera su máximo dirigente: Marcelo Torres Benavides, quien hoy se encuentra enfrentando una persecución jurídica y política y para quien exigieron su liberación inmediata.

     Respecto a los objetivos del movimiento estudiantil en el cual hay que destacar la insobornable y prudente dirección de la UNEES en el Magdalena y del CONSEC, los líderes educativos congregados en Santa Marta consideraron necesaria la discusión por alcanzar un adecuado presupuesto que financie en su totalidad al sector educativo público, que presupone la base material para lograr transformaciones sustanciales en esta materia, pero conceptuaron que se debe ir más allá, para plantearle al país y a la sociedad en general un nuevo paradigma sobre la educación para la paz, la democracia, el progreso y la soberanía nacional.

     El cónclave educativo, que congregó cerca de 1000 asistentes, incluyendo 83 conferencistas nacionales e internacionales, destacados especialistas de la docencia y delegaciones estudiantiles y otros actores del

sector educativo provenientes de distintas regiones del país y de  más de una docena de países de habla hispana, deliberó en torno a las perspectivas de la Educación en Colombia y América Latina para la próxima década, en el marco de la implementación de la Hoja de Ruta de la Agenda Educativa 2030 y del Plan Nacional Decenal de Educación 2016 – 2026 y su articulación con los planes de desarrollo nacionales y locales.

     El congreso rindió un homenaje póstumo al Ex ministro de Educación Jaime Niño Díez, reconociendo sus invaluables aportes a la educación, y concluyó planteando al Estado la exigencia de que se cumpla con el derecho a una Educación con Calidad, equitativa, pertinente e inclusiva para toda la vida, tal como se contempla en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Como fruto de las ponencias presentadas se consolidaron los ejes temáticos y las políticas públicas de fortalecimiento de la calidad educativa desde la primera infancia hasta los doctorados, a través de las cuales se alcanzarán los ideales de la educación, con la seguridad que nos trasmitía Jaime Niño, de que “si es necesario es posible”.  

     Este evento, que puede considerarse ya como el máximo panel deliberativo de la educación en el ámbito iberoamericano, dio nacimiento al FRENTE AMPLIO POR LA EDUCACION, que se concibe como un núcleo de pensamiento crítico ciudadano, con la misión de madurar un modelo pedagógico acorde con la realidad social de nuestras comunidades y cuyo objetivo fundamental es brindar insumos en el campo de la reflexión, el análisis y la pedagogía. En la prosecución de este magno objetivo, la educación superior será siempre un puntal decisivo. Nuestra universidad puede y debe jugar el papel de una verdadera potencia productiva, científica y cultural, el de una genuina fuerza y un irreductible baluarte de la nacionalidad, de los valores y progresos de nuestra población caribe.

UBALDO ENRIQUE MEZA RICARDO

*Doctor en Ciencias de la Educación del Colegio de Estudios de Posgrado de la ciudad de México; Magíster en Dirección Universitaria de la Universidad de los Andes de Colombia; Participante en el Simposio Permanente sobre la Universidad (Ascun, Uninorte, Universidad javeriana y Universidad del Atlántico); economista, docente y ex rector de la Universidad del Atlántico; ex presidente de la ODAEE; ex presidente de la Comisión Nacional del PNDE 20060-2016; líder de los Clubes Unesco en Colombia; director de la revista Reflexiones e Investigaciones en Educación; asesor y consultor internacional en calidad educativa; Participante como ponente en más de 300 eventos académicos a nivel nacional e internacional.

Barranquilla, 6 de diciembre de 2018