El pasado 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la mujer. Por eso este escrito va dedicado a mi esposa Yadi (destacada teacher/ maestra y abuela), a mi hija Silvana (ejecutiva financiera de la banca internacional/ USA y madre), a mi nieta Ivanna que ese mismo día cumplió su primer año y quien, a pesar de su edad, ya con su sonrisa brinda alegría. Futura mujer internacional de renombre, sin lugar a dudas. Y va dedicado también a todas las mujeres de diferentes roles sociales que hoy me leen, que sin ellas, no brillaran aún la inteligencia, la eficiencia y el amor en la humanidad.

     Como desde que amaneció el 8 de marzo me embargó la abuelitis aguda por culpa de Ivanna, decidí escribir sobre el ser abuelo. Que la tecnología y demás temas esperen. ¡Y aquí vamos!

     Yo tengo dos nietos:  Martín de 7 años. Mi héroe. Me salvó mi vida, sin pensarlo ni saber cómo actúan los verdaderos héroes. E Ivanna, que cumple su primer añito en este mundo historial. Ellos, mi inspiración, y cada uno tiene la propia para lograr cuidarme y hacerme aspirar a vivir largamente y continuar disfrutando la vida bella y sus logros futuros.

     Mis nietos lo son todo para mi. Mi vida entera doy por cada uno de ellos, Martín e Ivanna, porque verles sonreír ilumina mi mundo y me envuelve de felicidad.

     ¿Quieres conocer la plena felicidad?

     Disfruta a tus nietos ,si tienes el privilegio y la bendición de tenerlos. Y digo privilegio porque como piensan hoy muchos jóvenes acerca de casarse y tener hijos hasta las palabras abuelos y nieto desaparecerán del diccionario. Bueno tampoco así, pero casí. Perdona que mi ego chicanée por ser tan feliz siendo abuelo.

     Leí uno de estos días, en la revista del colegio de mi nieto Martín, las repuestas que dieron niños como él, de 1ero y 2do grado de primaria, cuando se les preguntó: ¿Que es un abuelo?

     Aquí te redacto, adapto y comparto las repuestas que seleccioné y que son las que más me gustaron:

     *-Los abuelos son una señora y un señor a los que le gustan mucho los niños chiquitos.

     *-Un abuelo es una abuela, pero hombre.

     *-Los abuelos son gente que no tienen nada qué hacer; solo están ocupados cuando nosotros los vamos a visitar.

     *-Los abuelos son tan viejitos que no deben correr.

     *-Los abuelos son personas con las que es divertido salir de compras.

     *-Cuando salimos a pasear con los abuelos, ellos se detienen para enseñarnos cosas bonitas… Como hojas de diferentes formas, un ciempiés de muchos colores o la casa del lobo.

     *-Los abuelos no nos dicen “¡Apúrate!”.

     *-Por lo general, las abuelas son unas señoras bien gordas, pero así y todo, se agachan para amarrarnos los zapatos.

     *-Los abuelos son unos señores que para leer usan anteojos, siempre los pierden y cuando me he quedado a dormir con ellos usan unas ropas muy cómicas.

     *-Algunos  abuelos tienen papás; ¡esos si son bien viejitos! La mamá de mi abuelita se puede quitar las encías y los dientes… ¡a la vez!

     *-Los abuelos nos responden preguntas como: “¿Por qué Dios no está casado?” o “¿Por qué es que los perros persiguen a los gatos?”

     *-A los abuelos No les importa contarnos el mismo cuento varias veces y les encanta leernos historias.

     *-Todo el mundo debe tener unos abuelos. ¡Son las únicas personas grandes que siempre están contentas de estar con nosotros!

     *-Los abuelos saben que antes dormir podemos comer “algún dulce”, les encanta rezar con nosotros y nos besan y consienten aunque nos hayamos portado mal.

     *-Mi abuela vive en el aeropuerto; cuando la necesitamos, vamos allá y la buscamos; y cuando queremos que regrese a su casa la volvemos a llevar.

     *-Mis abuelos son de lo mejor; nos dejan correr, saltar en la cama y si mis papás nos quieren regañar, ellos los regañan a ellos.

     *-Mis abuelos son personas mayores, muy divertidos y muy pacientes; pero me parece que mi papá quiere que sean también sus abuelos porque los abrazan mucho. Voy a decirle que se consiga los suyos.

     Finalmente y Antes de que se me olvide, dos cosas:

     La primera de ella es que mis cuatro abuelos fueron: Adán Romero y Josefa ‘Pepilla’ Picalúa (paternos) y Gabriel Escobar y Zoyla Rosa Ruiz (maternos). No tuve la fortuna de conocerlos a todos los cuatro sino solo mis dos  abuelas y, eso, en mi niñez, por la sencilla razón de que fui el menor de siete hermanos y más de cincuenta primos y mis  padres me engendraron ya ambos mayores de cuarenta años. Hoy sospecho pícaramente, y con todo respeto, que nací gracias a un ‘condon roto’. Y cuando lo hice, mis dos abuelos ya habían fallecido.

     Mis abuelos paternos nacieron en el departamento del Atlántico de la costa Caribe colombiana. Recuerdo a mi abuela como una señora gigante de 1,90 metros, cabellera blanca, morena de ojos azules, que me cargaba en sus piernas y le gustaba darme dulces que ella misma hacía. Era una matrona a la cual mis sopotocientos primos le deben sus nombres y le consultaban y pedían el visto bueno hasta para casarse. Me enseñó en las navidades villancicos y a pasear en caballos. Su esposo Adan, además de comerciante, era músico por pasatiempo. Tocaba el saxofón. Estoy seguro que por eso me gustan tanto los porros y se me facilito aprender a leer música y ejecutar instrumentos musicales de teclados. Mi abuela murió a los 97 almanaques.

     Mis abuelos maternos fueron del departamento del Tolima, del centro de Colombia, ‘cachacos’. Mi abuelita, ‘mamá Rosa’ como le llamamos porque a ella no le gustaba le dijesen abuela “porque no olía a nada”, era de temple, humor fino y sarcástico, sonriente, amante de la música, elegante y siempre bien vestida y arregladita aún a sus 90 años. Era la consejera y confidente de sus lindas hijas y nietas. Recuerdo haciéndome reír con su chapa en el borde de sus labios. Mi abuelo Gabriel tambien fue comerciante y ejecutaba instrumentos musicales de cuerda y cantaba como buen tolimense. Tenía una pinta de actor de cine a lo Frank Sinatra. ¡Todo un gentleman!

     Gracias, abuelos, por transmitirme en mis genes tantas cosas positivas para mi vida. Pero lo más importante que inculcaron en mí, valores y principios eternos. Se que están muy felices y sonrientes en el cielo dusfrutando a Martín e Ivanna, aquí en la Florida. ¡Quién iba a imaginarlo!

     Y Segundo que, aunque hoy no es el día internacional del Abuelo, este escrito va dedicado también a los abuelos que, como yo, que se siente muy felices de llegar a serlo. Todos los días son los Días Universal, que no Internacional, del Abuelo. Y lo digo por el amor y felicidad que me prodigan  Martín e Ivanna. Happy birthday Ivanna, ¡mi princesita linda y bella!

Addendums:

     La importancia de los abuelos para sus nietos: https://youtu.be/A5oQb025OhM

     Importancia de los abuelos en la educación de los hijos: https://youtu.be/JahGBN7uTPg

     La importancia de los  abuelos en la familia: https://youtu.be/G30W40QFcu8

     El rol de las abuelas en la crianza de los niños: https://youtu.be/kLbl3tY1F6o

     El rol de los abuelos en la crianza: https://youtu.be/MfLSouf-_rQ0

     Los Abuelos nunca mueren: https://youtu.be/ZzDW1eTGSUQ