Para solicitarle al gobierno de Colombia que abra embajada en Praga, ha estado de visita en nuestro país el Viceprimer ministro y ministro del Medio Ambiente de la República Checa Richard Brabec.

     Apretada agenda la del funcionario checo, durante su estancia en el país, no solo por Bogotá sino también por Medellín y Cartagena.

     En compañía del embajador checo en Colombia Milos Sklenka, el ilustre visitante anunció la financiación de dos proyectos de cooperación, uno de ellos para La Guajira: la construcción de pozos artesanales en la península y la donación de lanchas para la pesca con destino a los Wayuu.

     El otro, la mejora de las condiciones ecológicas de la cuenca del río Teusacá, en Cundinamarca.

     La delegación checa en Colombia iba a Medellín para dialogar con dirigentes de Ruta N, del Centro de innovación y de la cuarta revolución industrial, y para participar en la rueda de negocios con empresarios antioqueňos en la Cámara de Comercio de Medellín.

     En Cartagena, la meta de los checos era Reficar con el objetivo de ofrecer tecnología de punta para esta importante empresa del Caribe colombiano. 

     Antes de su regreso a su país, el Viceprimer ministro y ministro del Medio Ambiente de la República Checa Richard Brabec había de entregar una réplica del Niňo Jesús de Praga a la Iglesia de San Pedro de Claver en la capital de Bolívar.

     Uno de los objetivos alcanzados en la capital colombiana por Brabec ha sido el de haber podido conversar con más de 300 empresarios, en medio de unas relaciones binacionales que consolidan el crecimiento de los negocios entre las dos naciones.

     “Deseamos que Colombia aumente su capacidad exportadora y que conozca también nuestros productos”, dijo Brabec a su llegada a Bogotá.

     Tuvo encuentro con la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, duranre el cual abordaron temas de interés bilateral y sobre todo de cooperación económica y comercial en materia energética y ambiental.

     “En particular, ambas partes buscaron promover el intercambio de información y proyectos con el fin de construir, recuperar, rehabilitar o modernizar centrales de generación de energía del país, la transferencia de tecnología y la formación de especialistas, entre otros puntos.

     En el ámbito de protección del ambiente se promoverá la gestión y uso sostenible de recursos naturales, protección del aíre, cambio climático, gestión del agua y residuos, ecología urbana y de turismo, educación y capacitación ambiental”, comentó el embajador Sklenda.

     Brabec participó en el Foro Empresarial colombo-checo en la Cámara de Comercio de Bogotá —cumplido el miércoles 10—, con la asistencia de más de 150 empresarios de ambos países quienes buscaron nuevos proyectos de cooperación durante las tres horas de la rueda de negocios.

     Una empresa que ofrece servicios de altísima tecnología para la industria petrolera, sistemas para mejorar las competencias, empresas que buscan la protección del medio ambiente y de los recursos naturales, protección del aire, cambio climático, gestión del agua y sus residuos, ecología urbana y de turismo ofrecieron los checos.

     A su turno, los empresarios colombianos ofrecieron vestidos deportivos en licra, madera y sacha inchi, un nuevo producto que toma ventaja en Colombia y que se está sembrando en Meta y Valle del Cauca.

     “Tenemos la capacidad de ofrecer el sacha inchi, que brinda las mejores condiciones del aceite vegetal y de oliva que hay en el mercado y que ha crecido en nuestro país con solicitudes en el comercio asiático. Pueden llevarlo a la República Checa”, dijo Laura Berberena, quien maneja una planta que convierte en aceite la planta ancestral andina.

     Los importadores checos solicitaron también que, gracias a las oportunidades de cultivo que tiene Colombia, se pueda exportar frutas exóticas, las cuales son recibidas con ansiedad en Europa.

     De acuerdo con el Ministro de Salud Freddy Becerra, se registra “un aumento considerable en la rotación de sustancias psicoactivas en Colombia”.

     Nuevas, este año se han encontrado 39. Y en la actualidad, son 389, las existentes.

     El alto funcionario participó en el Foro Retos y Desafíos para la prevención interinstitucional del consumo de drogas, realizado en la Universidad de La Salle en Bogotá.

     “El punto en el que debemos concentrar esfuerzos es en aplicar lo que el Informe Mundial de Drogas llama creación de entornos protectores con políticas integrales”, dijo el titular de la cartera de la Salud. “Queremos lograr sinergia con diferentes sectores. La ley 1556 de 2012 plantea que el uso constante de drogas debe ser visto como una enfermedad, por eso se hace necesario trabajar en la promoción, prevención, tratamiento, rehabilitación, inclusión social y gestión intersectorial”, agregó.

     Además del ministro de Salud, participaron personalidades como Juan Manuel Galán, el rector de la Universidad de La Salle hermano Alberto Prada Sanmiguel y el director de Prevención la Policía Nacional coronel Dave Figueroa, entre otros.

     El Foro centró su temática con la pregunta: ¿Cuál debe ser el curso de acción que adopte el Estado colombiano para afrontar el problemático consumo de drogas?

El rector de la Universidad de La Salle hermano Alberto Prada Sanmiguel, el Ministro de Salud Freddy Becerra y el senador Juan Manuel Galán en el Foro Retos y Desafíos para la prevención interinstitucional del consumo de drogas.

La falacia

     El senador Juan Manuel Galán dijo que “debemos construir una política de drogas basada en la evidencia. Pasar del mito al dato. Por ejemplo, eso de un mundo libre de drogas es una falacia que nos impide ver la realidad. Debemos salir del prohibicionismo y de la guerra contra las drogas, no me refiero a la legalización porque eso lleva al imaginario de comprar y vender como si nada y no me refiero a eso, me refiero a la regulación. Necesitamos entender que unos pocos se enriquecen con la sangre de muchos. Declararle la guerra a las drogas cuando el problema es el uso que les damos ha sido un libreto que nos ha impuesto EEUU desde los 70s con el presidente Nixon”.

Gana ‘El jíbaro’

     El hermano Prada Sanmiguel expresó“Así como conocemos las estadísticas de consumo según las cuales, los jóvenes inician a la edad promedio de 15 años, también sabemos que la inmensa mayoría de nuestros estudiantes han dicho no a las drogas, han puesto sus ideales de largo plazo por encima de los placeres efímeros”.

     Precisó que “dentro del marco del libre desarrollo de la personalidad, en la sombra, astutamente, merodea y se enriquece ‘El jíbaro’, ese personaje tipo medusa, al que no le importa la vida de la gente, sino su negocio. Contra él, ninguna consideración, jóvenes, pues él no es víctima de las drogas, sino victimario con el arma de los psicoactivos. Frente al cobarde que se lucra con la necesidad y la debilidad del otro, está el valiente y el íntegro”.

     El rector de la Universidad no dudó en rendirle cálido y sentido homenaje a los maestro y profesores de la institución que cayeron víctimas del narcotráfico. “Enrique Low Multa y Álvaro González Santana; al hermano lasallista Jaime Gutiérrez Álvarez y recordamos al doctor Luis Carlos Galán, hijo de Mario Galán, exhermano de La Salle y gran gerente de Ecopetrol.” 

Percepción de inseguridad

     El coronel Dave Figueroa censuró a aquellos padres de familia que les dicen ‘pobrecito’ a sus hijos si estos sucumben ante las drogas, pero consideran como delincuente al hijo del vecino que está en la misma situación.

     “Con esa realidad se encuentra el policía en el día a día”, dijo. Y precisó que la misión policial está mediada por la percepción de inseguridad.

Mundo de adictos

     Para la Investigadora experta en política y regulación de drogas Inés Elvira Mejía el camino de la prohibición y la criminalización está fragmentado. “Hace ya 10 años hablábamos de un mundo libre de drogas, hoy hay más de 250 millones de personas en el mundo adictas y existen más de 700 sustancias en el mercado mundial”, dijo.

     Y puntualizó que “eso demuestra que las organizaciones criminales saben cómo superar las políticas existentesEl mejor ejemplo del rotundo fracaso del camino actual son los resultados en Estadios Unidos, donde hay 79 mil muertes al año por sobredosis y donde viven más de 20 millones de consumidores”.

El Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad de La Salle Hernando Estevez y la investigadora experta en política y regulación de drogas de la misma institución Inés Elvira Mejía.

Problema de salud pública

     De acuerdo con el Investigador del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad David Filomena, se debe entender la dualidad en la que vivimos y recordar que la definición de drogas refiere a las sustancias que generan un cambio químico en el cerebro.}

     “Eso implica entender que mi mamá, al tomar una jarra diaria de café, genera dicha modificación química en su cerebro y eso por ser café no lo vemos mal. Necesitamos ver esta problemática como un tema de salud pública porque, aunque el Ministerio de Salud ha hecho un giro con la Resolución 089 hacia una mirada integral, lo cierto es que no es claro cómo se relaciona eso con Fiscalía y Policía, que son las instituciones que están en contacto con el consumidor”.

Criminalización y persecución

     La Presidenta de la Asociación Colombiana de Salud Pública Dionne Alexandra Cruz Arenas precisa que el tema de las drogas implica una mirada diferente a lo que hemos hecho por décadas: ¡Es hora de ir más allá de la criminalización y la persecución! Implica entender que es un tema de salud mental y pública.

     “El país debe saber que cerca del 70 por ciento de los jóvenes detenidos en Centros de Reclusión para menores, son consumidores de droga. Al lado de esas cifras está la innegable realidad de lo lucrativo del negocio. Por ejemplo: un kilo de coca en el Guaviare cuesta 4 millones de pesos, pero cuando llega a Pekín ha subido a 500 millones. Esto muestra la amplitud de factores que involucra el consumo de drogas”.

De información y prevención

     El Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad de La Salle Hernando Estevez dijo que es de vital importancia hacer una distinción entre información y prevención, porque son dos acciones absolutamente diferentes.

     “Frente a la realidad del consumo de drogas nosotros entendemos la Universidad como un lugar de vida donde se pueden hablar todas las cosas”, precisó.

Por lo social

     Por último, el Vicerrector de Promoción y Desarrollo Humano de la Universidad de La Salle hermano Diego Mora comentó que “la universidad ha sido, desde su fundación, el lugar por antonomasia para la discusión por lo social y lo político. Quizá nunca como hoy se nos exige retomar con fuerza esta labor misional reconociendo las diferencias de pensamiento. El evento de hoy muestra el compromiso de la academia, por una comprensión amplia de la realidad del consumo de drogas”.

La historia de ‘Sanita’

     Decenas de personas se dedican a cuidar animales callejeros. Una de ellas, Carolina Libreros.

     Y Caro cuenta algo de su historia.

     Un día cualquiera de septiembre de 2008 apareció una perrita buscando calor de hogar para sanar sus heridas: había sido quemada en su lomo y patas, tal vez por un incendio. Tenía los ojitos muy irritados. Doña Irma estaba muy consciente. Fue por ella que la perrita se quedó, pues dijo la abuela: “Tienen que cuidar esa perrita”. Y así fue.

     Al paso de los días, la gente que la había visto comentaba “¿esa es la perrita? ¡Ya está sanita!” Entonces, así se quedó: ‘Sanita’.

     “Con el tiempo, nos dimos cuenta de que había sido quemada con su madre y hermanitos perrunos. Vivía con unos indigentes y la Policía los desalojó, quemando el cambuche, sin prever quienes había… Fue ahí cuando nos dimos cuenta de porqué ‘Sanita’, cuando veía una radio-patrulla, ladraba desesperadamente, pero escondida”, dice Carolina.

     El proceso de sanación fue difícil por la cantidad de curaciones que requería. Sumado a la pérdida de la abuela Irma al siguiente mes…

     Aun así, ‘Sanita’ se ganó los corazones de la familia. Es un personaje en la cuadra y en Aures, Guadalajara de Buga. Es la reina de los perros, la dueña de la calle y la más egoísta de todos los canes. Le encanta que canten el ‘happy birthday’ porque sabe que esa canción está acompañada de un buen trozo de torta.

     Es amiga de cinco gatos. A todos los aguanta… no tiene más opción. Su menú diario: pechuga de pollo y concentrado. Ah, es muy amiga de los niños, en especial de Juan Fernando.

El encanta perros y… los perros’e calle

     “La gente ve animales callejeros que pasan por la basura en las aceras en busca de comida y prefieren no verlos… No hacen que el vecindario se vea mejor, simplemente parecen estar sucios y propagan enfermedades… Realmente no les importa a dónde van estos animales, siempre y cuando se hayan ido”.

     Los comentarios son de ‘El encantador de perros’ César Millán. Y los hizo cuando fue nombrado embajador del Día Mundial de los Animales Callejeros.

     “Creo que mucha gente mira a los animales callejeros y los ve como una molestia. Pero estos son seres de sentimientos vivientes que llevan vidas increíblemente brutales y dolorosas. Y es en gran parte debido a las cosas que los humanos hemos hecho”.

     Eso agregó, Millán, consciente de la certeza del dato que ha dado a conocer la fundación Día de los Animales Callejeros: son 600.000.000 de perros y gatos que existen, abandonados en las vías.

     En Colombia, la problemática va en aumento. Aunque no se conocen cifras oficiales, se estima que en el país existe cerca de un millón de animales abandonados.

     El Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal de Bogotá asegura que más de 33 mil animales, entre perros y gatos fueron, abandonados entre 2010 y 2016.

     Se ha confirmado que, por diferentes motivos, es más frecuente el abandono de las mascotas durante el segundo y tercer mes posterior a la adopción. En la sabana de Bogotá es común que, los domingos, saquen a los animalitos para abandonarlos en las carreteras de municipios vecinos.

     Al no existir un control sobre la población de animales callejeros, la más afectada es la salud humana, por cuanto hay una mayor exposición a enfermedades como la rabia y contacto con heces de perros que transmiten más de 10 enfermedades parasitarias.

     De acuerdo con el médico de la Clínica Veterinaria de La Universidad de La Salle Javier Rivas, son tres las principales causas que llevan al abandono animal:

     *“La falta de tiempo para cuidarlo. *La poca planeación financiera que lleva a los dueños de mascotas a ver cuánto dinero necesitan mensualmente solo cuando ya la tienen en el hogar. *Y, por último, problemas de crianza o espacio insuficiente”.

     Aunque instituciones como el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal en Bogotá, diferentes ONG y fundaciones realizan campañas para aumentar la conciencia social sobre el abandono animal, lo cierto es que cada vez los ciudadanos ven más perros y gatos callejeros.

     “En la Clínica Veterinaria de la Universidad, sede norte de Bogotá, hemos atendido todo tipo de casos y estamos comprometidos como parte de nuestra proyección social a prestar servicios médicos a precios muy accesibles. Desde la clínica recalcamos la importancia de la esterilización, ya que es una de las más importantes herramientas para frenar el aumento de la población de animales en condición de calle, además de las campañas que adelantan las entidades municipales”, precisa su director Ernesto Dalmau. 

Razones para tener mascotas

     Según diferentes estudios, cuando una persona adquiere una mascota busca satisfacer alguna de estas cuatro opciones: *Compañía… *Aliviar la depresión… *Reducir el estrés… *Aumentar el sentido de la responsabilidad…

     Sin embargo, cuando ésta necesidad está resuelta y surgen otros factores como cambio de residencia o de ciudad ante o el nacimiento de un hijo, se suele abandonar los animales.

     Concienciar y capacitar a las personas que quieren adoptar un canino o felino doméstico sobre la responsabilidad y las condiciones de bienestar que este requiere es una parte vital del proceso. “Debemos entender que los animales son seres vivientes y sintientes, no cosas. Al adoptar se adquiere una responsabilidad durante toda la vida del animal”, añade Rivas.

     A su vez, se hace necesario regular los establecimientos de venta de mascotas, pues más que venderlos, los animales deben ser entregados por instituciones que los hayan valorado anteriormente y busquen hogares aptos y dispuestos a cuidarlos y amarlos para toda su vida.

     Además, al fomentar la cultura “no compres, adopta”, se reduce la explotación de animales en criaderos y se ayuda a contrarrestar la población callejera.

Más allá de la especie

     Los animales en condición de calle padecen principalmente tres grupos de enfermedades: gastrointestinales, dermatológicas y respiratorias; son constantemente atropellados, sufren las inclemencias del clima y el maltrato e indiferencia.

     “Para evitar el sufrimiento de estos seres, más que la buena voluntad, es importante saber qué hacer y qué no al encontrar un animal callejero enfermo o lastimado”, dice Dalmau.

     El primer paso debe ser llamar a la entidad encargada de protección animal, donde personal idóneo dará tratamiento al caso.

     “En ningún momento se debe manipular al animal sin conocer su condición de manera específica. En caso de maltrato se debe denunciar ante la autoridad competente”, agreg.

Actuar como sociedad

     El director de la Clínica Veterinaria de la Universidad de La Salle, comprometida con la democratización del conocimiento, resume en siete acciones la correcta actuación para reducir el maltrato y abandono animal:

     *Adoptar en vez de comprar. *Denunciar ante las autoridades competentes cualquier caso de maltrato o abandono animal. *Apoyar a las instituciones o fundaciones de rescate y bienestar animal donando, apadrinando, siendo hogar de paso y comprando sus productos. *Esterilizar a las mascotas. *No dejar a los animales en la calle. *Ponerles el chip o placa de identificación para evitar que se los roben o se pierdan. *Exigir eficiencia en los resultados de las políticas públicas debido a los sobrecostos de los programas de erradicación de enfermedades zoonóticas.