«Sapiosexual» (del latín: «sapiens», «sabio»): alude a aquellas personas, tanto hombres como mujeres, que sienten atracción sexual por la inteligencia del otro.

     Sapiosexual es el término que se utiliza para designar a aquellas personas que consideran a la inteligencia como el principal factor en la atracción sexual. Aunque el término no está definido aún por la Real Academia de la Lengua, se ha puesto de moda recientemente en la Internet, especialmente en los sitios web de citas, de búsqueda de pareja, en los cuales se les permite a los usuarios identificarse como sapiosexual.

     ¿Eres sapiosexual? ¿Qué te motiva? Al responder a la pregunta, la mayoría de las personas recurrimos a los atributos físicos, y probablemente todos podemos adivinar cuáles podrían ser las respuestas. Pero para algunos, la atracción sexual no proviene del ensamblaje de carne y hueso que nos transporta a través de la vida, sino de lo que reside dentro de nosotros. No, no es el alma, es la mente. O eso dicen. Los llamados sapiosexuales afirman que se sienten atraídos por el intelecto, y muchos dicen que anula las características físicas que sustentan la sexualidad para la mayoría de la gente. Sapiosexual es aquel que ni se inmuta cuando una mujer o un hombre intenta seducirlos con contoneos de caderas, enormes

senos, escotes o abdominales sincelados o frases típicas, piropos de macho latino. El sapiosexual se erotiza de otra manera: por la mente, las ideas, los libros, el arte, los viajes, el conocimiento.

     Si tú, como yo amigo lector, pensabas que los hombres y mujeres solo miraban el físico, el dinero, como atracción del sexo opuesto, estábamos equivocados. Y es que aquello de que «lo que importa es el interior», que sonaba a falso consuelo, hoy día es una realidad. Ya los pobres y feos como nosotros tenemos esperanza. No más envidia a Marc Anthony, Bratt Pitt, Carlos Vives, el Tino Asprilla de la tierra ─con su especial atributo─. Yo venía sospechándolo, pero hoy es real. Que, estudiando, viajando, contando chistes, mamando gallo, y ejercitando la inteligencia, los aventajaremos y tendremos a nuestro lado ¡las más mamacitas del mundo!

     Sin embargo, hay que contenernos y no pecar de optimistas. Aclaran los científicos del comportamiento que la excitación sexual que experimentan los sapiosexuales no tiene que ser necesariamente para tener relaciones sexuales casuales, sino que se orienta más a una elección a largo plazo. Elección basada en factores sociológicos y culturales heredados, más que físicos. Una mujer presupone que un hombre inteligente va a tener más recursos económicos, o puede tener mejor carrera profesional. Se trata de un motivo a la hora de elegir, que es psicológico y que responde a la búsqueda de una adaptación y de recursos. Se trata de 

variables que hemos heredado, mediante las cuales buscamos determinados factores: la mujer, un hombre fuerte, seguro, confiado, que, de alguna manera, les asegure la estabilidad de la prole. En cambio, los hombres, en esa misma cuestión biológica, buscan que las mujeres sean buenas a la hora de procrear: es decir, simetría de caderas, proporción, etc. Ya tú sabes el ‘etc’.

     Por otra parte, el intelecto no es solo agradable de tener, es un encendido sexual legítimo. No es exagerado decir que la mayoría de las personas valoramos la inteligencia en un compañero(a) a largo plazo, los estudios respaldan eso, y usualmente ocupa el segundo lugar detrás de “amabilidad y comprensión” como un rasgo deseable. Pero todo tiene su límite. “Ni tanto que la vela queme al santo, pero tampoco que no lo alumbre”, decía mi abuelita. Nadie quiere tener como pareja una persona extremadamente inteligente como socialmente incomoda, por el temor de

que futuros problemas de compatibilidad, podrían entrar en juego en la relación.

     Finalmente hay que decir que falta mucho por investigar sobre los sapiosexuales. Tranquilos los que no somos Einstein ni Beethovens, pero que nos defendemos con mucha pasión y entusiasmo. Aún no es el momento de apresurarnos a sacar conclusiones sobre estos estudios. En primer lugar, están las deficiencias generales de los estudios auto-informados, que no siempre reflejan lo que la gente realmente piensa de sí misma. En el peor de los casos, significa que los estudios acaban de encontrar algunas personas que quieren ser sapiosexuales; en el mejor de los casos, significa que se necesita más trabajo. Las investigaciones futuras que analicen si la inteligencia realmente se correlaciona con un mayor éxito en las citas o en la búsqueda de parejas sexuales podría ser útil, así como estudios más profundos sobre aquellos que dicen ser sapiosexuales. La razón por la que los humanos podrían sentirse atraídos por la inteligencia es, sin duda, una pregunta que los estudios futuros deben responder. No es difícil imaginar que los cerebros, como los músculos abultados y los labios carnosos que denotan fuerza física y salud reproductiva, también puedan conferir beneficios evolutivos. Pero, 

como también es evidente para la mayoría de los adultos, y más para los que tenemos ya la juventud acumulada, la sexualidad es un tema fascinantemente complejo. Llegar a las raíces de lo que nos enciende, no excita, no es tarea fácil, independientemente del coeficiente de inteligencia involucrado.

     ¡Ah! Y… Antes de que se me olvide, escuchar a alguien como tú, que habla de forma muy inteligente, me despierta sexualmente y “Jaime, me basta con tu alto nivel de inteligencia para ser atraída por ti”, me susurraba al oído bailando, en la discoteca ‘La luna’ allá en Barranquilla, mi linda y bella esposa Yadi, cuando me atrapó hace 43 años siendo yo tan feo y pobre, rechazando a más de media docena de pretendientes pintosos y con buen biyullo.

¡Y yo me lo creí! Pero por fin lo entiendo todo: ella, además de ser linda y bella, ¡es súper inteligente!

     Posdata uno: Cómo ser sapiosexual.

https://www.google.com/url?sa=t&source=web&cd=1&ved=2ahUKEwjriaDGuvrfAhXuqFkKHX4cCMwQFjAAegQIAhAB&url=https%3A%2F%2Fwww.vice.com%2Fes%2Farticle%2F8qg7nk%2Fles-preguntamos-a-los-sapiosexuales-que-les-atrae-en-una-persona&usg=AOvVaw2yALN3s5-2Pj0jInfSb4SV

     Posdata dos:

https://youtu.be/Um3bREmoklQ

     Posdata tres

https://youtu.be/H410z9_MRik