La poesía poco a poco va tomando un camino de grandeza —quizás deba escribir recuperando su camino de grandeza— especialmente fomentada por los poetas y en algunas ocasiones respaldada por los organismos oficiales, ya sean municipios, gobernaciones o estados, pero, sin importar, los versos siguen su derrotero por el

     Nota del director: El poeta chileno residenciado en Buenos Aires Emiliano Pintos voló hace poco hasta Laâyoune, Marruecos, para compartir poesía ─manifestación literaria que no tiene límites, que cada día se revitaliza y evoluciona─ con 18 homólogos de diversos países del mundo.

     Tras tan enriquecedora experiencia y a su retorno a Argentina, Pintos ha decidido escribir algunas notas sobre el país africano, situado entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo ─la temática será diversa: cultura, deporte, educación, religión─ y su primera entrega la envía a El Muelle Caribe, revista web que acoge gustoso su entrevista con el profesor de la Enseñanza Superior Asistente, Lengua y Literatura Españolas, Escuela Superior de Tecnología, Universidad Ibn Zohr, Laâyoune, Marruecos, Abdellah AATAR.

mundo, comulgando con culturas e idiomas diversos.

     Hace poco más de un mes que volví de una de las experiencias más enriquecedoras que me haya tocado vivir, algo totalmente impensado hace un tiempo: participar de un recital de poesías en Laâyoune, Marruecos, junto a dieciocho poetas de diferentes países, entre ellos tres latinoamericanos, el poeta Oscar Castro de Costa Rica, Eduardo Monte Jopia de Argentina y quien escribe de Chile. La consigna era: Tercer Festival Internacional de Poesía Consejo de la Región de

Laâyoune Saquia Al Hamra, bajo el tema: “La poesía como área de interculturalidad” 14, 15 y 16 de diciembre de 2018 en la ciudad de Laâyoune, hacia el sur o el Desierto marroquí. Bajo el alto patrocinio de su majestad Mohamend VI, señor gobernador de Laâyoune Yahdih Bouchab, señor Bachir Belkassim, director del festival junto a Taleb Bouya Maalainine y Lahbib Aidid, traductores Hamanna Maalainine (periodista) y Abdellah AATAR (profesor de Filología Hispánica en la Universidad Ibn Zohr)”

     En Laâyoune vivimos una verdadera fiesta de la palabra, ya que fue ella por intermedio de los

versos la gran protagonista, el silencio y respeto de los asistentes mostraba un claro misticismo reinante en el ambiente.

     Pasado un tiempo decidí escribir algunas notas sobre Marruecos, la idea es ir abarcando diferentes temas, Cultura, Deporte, Educación, religión etc.

     Para esta primera entrega entrevisté al profesor Abdellah AATAR, Doctor por la Universidad de Málaga, España, quien actualmente trabaja en la Universidad Ibn Zohr —Escuela Superior de Tecnología— de Laâyoune.

     —¿Qué es para usted Marruecos?

     Marruecos es un país en movimiento acelerado quizás para recuperar el tiempo perdido desde la independencia hasta la actualidad. No ha podido aprovechar todas las posibilidades que le permite su posición estratégica como eslabón entre dos continentes,

     África y Europa, y abierto hacia dos mares, el Mediterráneo y el Océano Atlántico, por algunos problemas regionales heredados de la época colonial, y que ahora coge con más interés para pasar página. Por otra parte, los desafíos a los que se enfrenta el país en los temas de la emigración, el terrorismo, el desempleo, el narcotráfico y el comercio ilegal proveniente del sur, le empujan a desarrollar en todos los ámbitos a las Provincias del Desierto para

abortar cualquier intento de desestabilidad local y/o regional.

     —¿Cuál es la importancia que tiene la educación y los establecimientos educacionales para las autoridades marroquíes?

     Los establecimientos escolares y universitarios están muy presentes en las ciudades del Desierto marroquí, aunque todavía faltan otras facultades para cubrir la necesidad de la juventud que ha tenido que trasladarse a otras ciudades para proseguir sus estudios. La Universidad Ibn Zohr, con sede en la ciudad de Agadir, es considerada la Universidad de las Provincias del Sur de Marruecos, cubriendo un total de dos tercios del territorio nacional. Esta

Cargo:

     2015: Profesor de la Enseñanza Superior Asistente, Lengua y Literatura Españolas, Escuela Superior de Tecnología, Universidad Ibn Zohr, Laâyoune, Marruecos.

Formación académica:

     2012: Doctor en Filología Hispánica por la Universidad de Málaga, España.

     2005: Diploma de Estudios Avanzados (DEA) en la Filología Hispánica, expedido por la Universidad de Málaga, España.

Universidad cuenta con tres Escuelas Superiores de Tecnología en el Desierto: la primera en la ciudad de Guelmim, la segunda en la ciudad de Laâyoune y la tercera todavía de obra o en vía de construcción en la ciudad de Dakhla; una Facultad de Ciencias de Achariâa (o Ciencias Religiosas) en la ciudad de Es-smara; y una Escuela Nacional de Comercio y Gestión

     2002: Licenciado en Langua y Literatura Españolas por la Universidad Ibn Zohr, Agadir, Marruecos.

     1997:  Bachillerato en Literaturas Modernas por el Instituto Al Joulán, Biougra.

Artículos y obras publicadas:

     * “Gloria YOUNG en Marruecos: la poesía y lo divino”, en: Libro homenaje al Profesor Lahoussine ERGGALI: Estudios de Lingüística y Literatura Hispánicas, (Coord., Hassan BAGRI), Agadir, 2017.

     * “Reseña crítica en torno a Nada que ocultar de Gloria YOUNG”, CPLATAM, Análisis Político en América Latina, 2018.

     * Teorías y crítica literaria en la obra de Alfonso Reyes, Universidad de Málaga, 2014: (La Tesis fue publicada en formato electrónico con el ISBN: 978-84-9747-799-4), 2012.

     E-Mail: aatarestl@gmail.com - a.aatar@uiz.ac.ma

en La Universidad Politécnica Mehamed VI en vía de construcción en la ciudad Almarsa sobre la costa atlántica a unos 25 kilómetros de Laâyoune.

     —¿Cuál es la importancia que les dan a las personas en todas estas reformas?

     El elemento humano es uno de los objetivos fundamentales del Tercer Milenio mediante la creación de la Iniciativa Nacional del Desarrollo Humano que abarca la totalidad del

territorio nacional; y en el Desierto llega a ser una oportunidad más que plausible,

ya que ha podido garantizar recursos de vida para muchas familias al borde de la pobreza. Esta iniciativa implica la gente a hacerse cargo de sí misma, asumir la responsabilidad para construir su futuro y contribuir positivamente en el avance de las inversiones estatales e internacionales que se están llevando a cabo, sobre todo, en el Marruecos meridional.

     —Por último: ¿Qué lugar ocupa la literatura, especialmente la poesía, en Laâyoune?

     La literatura en el Marruecos meridional, sobre todo en Laâyoune, centro urbano más grande del Desierto, hasta hace poco se limitaba al patrimonio inmaterial y oral mediante el cual los habitantes iban transmitiendo de boca a oreja y en generaciones cuentos fantásticos e infantiles, historias, poemas, proverbios y refranes que originan a una tradición y cultura muy arraigada de los primeros habitantes de Marruecos y su trato con las distintas etnias

africanas y canarias sobre la tierra del Desierto. Pero desde hace cinco años en adelante han aparecido en Laâyoune numerosas novelas de expresión y temas locales, estudios lingüísticos sobre el habla regional y, sobre todo, poemarios y antologías poéticas de poetas locales, siendo la poesía el género literario por excelencia que han cultivado los habitantes, tanto hombres como mujeres, de Laâyoune. Pero lo que más distingue la poesía de Laâyoune, y del Desierto marroquí en general, es el tipo de “poesía en piropos”, enmarcada en la poesía «Tabraâ», que escriben las mujeres para elogiar a sus amantes, los hombres con que están enamoradas o los caballeros de sus sueños. Se trata de una poesía desarrollada enormemente entre las mujeres como recompensa al hombre que vela por la comodidad, el bienestar y la felicidad de su familia, siendo la mujer el ser que más goza de la nobleza en la sociedad del Desierto marroquí. Dicho de otra forma, cuanto más goza la mujer del respeto, dignidad y amor por parte del hombre, cuanto más se inspira de los valores de este trato que estimula su imaginario dando lugar a la invención poética en fluidez y la recitación espontánea de la poesía.

Emiliano Pintos