esde Fundación, Magdalena, epicentro de la violación, asesinato e incineración de la niña Génesis Rúa Vizcaíno, de tan solo 9 años de edad, la directora del ICBF, Juliana Pungiluppi, indicó que este departamento lidera las cifras de abusos sexuales contra menores en el país; y que le siguen Cesar y el 

Huila. De acuerdo con Juliana Pungiluppi, en lo corrido de 2018, el ICBF ha atendido 389 casos de abuso sexual a niños en el Magdalena.

     “Tristemente, el Magdalena es el departamento del país, entre los que tienen una población superior al millón de habitantes, con la tasa de abusos sexuales más alta: 30 casos por cada 100.000 habitantes, seguida de Cesar y Huila con 29 y Bogotá con 27, respectivamente, explicó Pungiluppi, quien estuvo en el sepelio de la niña Génesis Rúa Vizcaíno, llevado a cabo en la mal llamada ‘Esquina del progreso’.

     Qué tragedia, qué tristeza, qué vergüenza produce ser de un departamento con un liderazgo de esta naturaleza, pero igual les debe ocurrir a los del Cesar, a los del Huila, a los de Bogotá… Mejor dicho, qué vergüenza la de todos los colombianos, porque a la larga no impórta quién lidere semejante vergüenza. Aquí lo que debe importar, ante tamaña tragedia tan horrorosa, es qué vamos a hacer para impedir, para prevenir, que esto siga sucediendo… Porque en este país las noticias van y vienen, una noticia no dura 72 horas, una tragedia opaca, oculta o hace olvidar la

anterior, un acto de corrupción oculta el anterior, vivimos de manera permanente en un ciclo de malas noticias, de tristeza, de morbo, de escándalos, los noticieros y medios masivos privilegian lo malo ante lo bueno, lo podrido ante lo decente, las bajezas humanas ante las hazañas de los héroes…

     Y en ese ciclo nos movemos todos, trabajamos, nos educamos, nos divertimos, nos olvidamos, no solo las víctimas sino también los victimarios… y vuelve y aparecen los monstruos haciendo daño, causando dolor y muerte, y volvemos con los grandes titulares de nuevo y así sucesivamente una y otra vez de manera indefinida… ¿Hasta cuándo? ¿Cuándo pararemos estas tragedias y tristezas del alma? ¿Nunca? ¿Qué dice la clase dirigente 

del país? Pero sobretodo ¿Qué proponen? ¿Qué hacen? ¿Cuál es la propuesta de solución a corto, a mediano y a largo plazo? ¿Será que este problema no tiene solución? ¿O será que tiene solución? ¿Y si no tiene solución, de qué nos preocupamos? Pero, ¿Y si tiene solución, también, de qué nos preocupamos? Podríamos seguir haciendo más preguntas, pero considero que debemos aterrizar, no solo en el análisis del problema, sino en lo que consideramos debe ser la solución definitiva…

     Ya lo hemos dicho hasta el cansancio, desde hace más de 14 años venimos insistiendo, arando en el desierto como Quijotes, dejando la constancia de que, si no se adopta la cultura de la prevención como una política pública, aquí los accidentes, las enfermedades, las violaciones, los maltratos, las tragedias y las muertes, no solo no van a disminuír, sino que van a aumentar… Por lo tanto la consigna es la prevención…Así de sencillo…La clase dirigente lo sabe... ¿Por qué no la aplican? Por dos cosas: Primero porque no nos quieren, porque no quieren al pueblo que dicen representar, y segundo, porque si aplican la prevención se les acaba el negocio… ¿Y cuál es el negocio? Mantener en el oscurantismo al pueblo, no educarlo cultural ni políticamente, no educarlo en la prevención y el manejo de estilo 

de vida saludable, para que no abran los ojos, para que no despierten y los identifiquen y los puedan reemplazar en el manejo del poder, porque son mezquinos y depredadores. He aquí el quid del asunto, ellos no tienen alma, no quieren al país ni a sus habitantes. ¡Punto!

     ¿Qué deben hacer en este caso? Algo muy sencillo: A Través del Ministerio de Salud o de Educación deben sacar una circular urgente, para que todas las secretarías de salud o educación lideren la formación de los ciudadanos en tres 

aspectos claves: en valores, para ser buenos ciudadanos, en la crianza o manejo de entornos seguros y saludables para la familia y en el manejo de las emociones, para evitar tantos demonios sueltos. ¿Lo harán? No lo creo…Pero démonos el beneficio de la duda y digamos que amanecerá y veremos, como dijo el ciego…Pero acordémonos que amaneció y no vió nada…Finalmente, todo indica que Luis Alfredo Garavito, ‘La bestia’, el violador y asesino de más de 200 niños, saldrá pronto de la cárcel… Solo pensarlo, produce escalofríos… Chaooo.