Fernando Carlos Barros Angulo en José Orellano: Desde hace recientes ediciones aprendí a curucutear, gracias a la ‘engolosinada’ superior con esta publicación, este tipo de medios en internet. Precisamente, al haber tenido la oportunidad de leer algunos pocos, últimos números, descubrí en la parte inferior del cabezote (ahora cabezal) a la derecha de INICIO, donde aparece otra palabra: PORTADAS. Haciendo click, con el cursor, el lector va a encontrar un buen número 

de las anteriores ediciones, para su deleite y ‘adicción’, así calificada por mi personal afición a leer estas crónicas, opiniones e información. Con seguridad, un oasis, ante las áridas noticias ‘mercenarias’ al servicio del sistema actual, que nos agobia.

     José Joaquín Rincón Chaves: Hoy circula, el muelle caribe.co, grandes artículistas bajo la dirección de José de Jesús Orellano Niebles. Se le agrega el Jesús, porque con tanto inconveniente que ha tenido, es un milagro que siga publicando la mejor revista del FB.

     Emna Codepi: Buenos días señor Jose.. Gracias por compartir tan excelente periódico.

     Lina Ester Rojasmoreno: Dios te bendiga siempre. Y el espíritu santo este contigo.

     Edgar Awad V: Buen día José El Muelle Caribe tiene buen cargamento para leer con mucho interés, El primero, el Alcalde Char el mejor burgomaestre de Colombia. Abrazos José.

     Moisés De la Cruz: Adelante, valiente José Orellano.

José Joaquín Rincón Chaves (al compartir la publicación): Y el producto, se lo entregan a Ardila Lule, para que lo envase en Postobón.

     Arturo Zamudio: José Orellano pertenece a lo más puro del periodismo de Colombia, es un verdadero Guerrero, un abrazote campeón de la vida, eres un verraco

     José Joaquín Rincón Chaves: El reportaje a Vera Solano, paga la entrada. Gran mujer liberal, cuando este partido era respetable, por dirigentes como ella. La conocí desde joven. Desde entonces mostraba lo que fue.

      José Orellano Jose Joaquín Rincón Chaves gracias JJ... Y en zona VIP, mi amigo...

     Lucho Cure: Vera ejemplo de mujer Barraquillera toda una Dama en toda la extension de la palabra… Felicitaciones hermano.

Gromero Romero: Felicitaciones José Orellano. Excelente trabajo.

     Edgar Awad V: La columna cultural siempre con crónicas literaria especiales donde Nury Ruiz Barcenas hoy nos habla de Wilson Pérez Hernández abogado y escritor, nos muestra su obra sobre la verdad. Gracias por ese artículo, y adiós Wilson, un hombre especial como todos los de piel oscura o de color chocolate que se destacan en lo que proponen….

     Nury Ruiz Bárcenas: Gracias Edgar, por tus palabras y por el poster que me enviaste.

     Ana Cruz Daza Oñate: Dios te guarde siempre te siga dando sabiduría para continuar adelante con tus proyectos jose.

     Emiliano Pintos: Gracias Jose por una nueva edición de Muelle,Caribe. Siempre es un aprendizaje leerlo.

VOCES PARA TRANQUILIZAR

     Joaquín Casamayor: Tranquilízate, José. Aquellos que de verdad disfrutamos El Muelle estamos cortos en tecnología. No trates de marchar a la velocidad de ella porque te vuelves loco. Yo he llegado al punto de cagarme en las nuevas tecnologías y conformarme con lo poco que ya sé.

     Edgar Awad V: José felicitaciones por esa energía y pujanza por mantener El Muelle bien cargado de letras y notas de gran interés. La tecnología juega malas pasadas, no te afanes.

Por los lados del e-mail

Recibir información

     De: Manuela Vega Vives <manevegavives@gmail.com>: Hola, un. Cordial saludo; deseo solicitarles me mantengan informada de las actividades que realicen, deseo asistir con más frecuencia a los eventos culturales. Un abrazo y gracias.

Correo desde el sitio web: Buena nota

     De: Alfonso Bilbao García <alonso56bilbao@gmail.com>: Saludos...buena nota.

Comentario: Educadores a crear hombres de bien

     De: Omar Niebles <nieblesanchique@hotmail.com>: Buen artículo, todas las personas que creemos en que con la educación podemos crear una mejor conciencia de los futuros ciudadanos, tenemos que impulsar para que se direccionesna través de los educadores a crear hombres de bien para esta sociedad que se viene malformando.

     Nota del director: ‘Eco a lo que dicen…’ le pidió al promotor artístico y productor musical Moisés De la Cruz que escribirra algo sobre sí mismo a fin de hacerle eco en El Muelle Caribe y esto es lo que produjo:

     Las imágenes que tengo de mi primer anillo de seguridad, en tiempos de mi niñez, me dejaron dormir tranquilo, porque lo conformaron personas de mi entera confianza: Mama Juana, Mama  Rita y Josefita. Ellas garantizaban que estaría  a salvo. “¿Y por qué  razón?”, preguntarian algunos. Claro, tenían por qué hacerlo: eran mi bisabuela, mi abuela y mi madre. Estas tres señoras se habían puesto a mi servicio, porque al nacer lo hice con un gajo de cabello liso color melcocha y éste  acontecimiento me hizo distinto en una familia de negros, al punto de que todos los manjares que traian de Tigua, la finca de la familia, instalada en el Golfo de Morrosquillo, al pie del cerro y que eran escogidos  para la matrona Juana con especial atención, ella los compartía solo conmigo, escondidos debajo de un toldo alcahuete.

     ¡Allí me reconocí!

     Cumplidos los primeros 13 años llego a Cartagena con el propósito  de estudiar. En el colegio Lácides Segovia, en el colegio Mixto la Trinidad y en el Liceo de Bolívar transcurría mi vida-corazón, la cuál  la alternaba vendiendo limón en el mercado del Arsenal,  aseando la iglesia  de la Trinidad tres veces a la semana, limpiando los ocho salones del colegio, empacando comida en casa de los Narváez de la calle ‘La sierpe’, en el barrio Getsemsní, 

reciclando  cartón  en el  almacén Ley de la calle de ‘El tablón’ para venderlo… De ‘pata’e perro’, siempre la calle, recorría las playas de Bocagrande y Marbella vendiendo tamales o me iba para el estadio 11 de Noviembre,  en la temporada de béisbol, a vender ‘coca’, cocada, postre de coco rallado, semi-sólido, ¡qué ricura!, en especial si lo elaboran manos negras, manos de negra.

¡Así me reconocí!

     Luego, a los 16 años, ingreso a

Radio Olímpica y comenzó  a despertarse en mí las ganas de volar, sentía cada día un impulso que ponía en mí más fuerzas… Trabajé  para la radio con suficiencia al lado de hombres pulcros llenos de gallardía: Roger Araújo, Efraín Peñate,  para el glorioso equipo de ‘Los dueños  del balón’ de RCN, Edgar Perea, Alberto Agamez, Rugero Manotas,  Lucho Gutiérrez en Mar Caribe, cuando en noches épicas transmitíamos el béisbol de Grandes Ligas, incluso cuando Edgar Rentería fue campeón  con los Marlins de la Florida… Recorrí el país grabando comerciales de todo tipo.

 ¡Ahí me reconocí!

     Ingresé a la industria del disco, primero con Discos F.M. y luego para Codiscos y cada unos de estos momentos fue glorioso. El 90 por cien de los artistas que fueron éxitos, pasaron por mis manos.

     Coparticipé, con Viviano Torres, de la creación del género Champeta, fui productor para Diskarime de ‘Benditos versos’.

¡Allí me reconocí!

     En mi vida de vendedor, he participado de la venta de un motón de cachivaches, he hecho de todo, en todos los escenarios… Solo han valido mi actitud y mi disposición.

     ¿Saben cuál ha sido el secreto? Viajar con la verdad, construir sin peros, estar siempre dispuesto y nunca mirar al contrario… A Dios nunca le he pedido nada, pero cada día le doy las gracias.

     He estado atento siempre, sin prestar atención a quienes malopinan de mi y de los demás, porque se es bueno o malo, dependiendo de lo que la gente espera de ti.

     Jamás agacho la cabeza, soy negro altivo y orgulloso, porque…

     ¡Así me reconocí!