Proyecto de ciudad y departamento (I)

     El próximo Congreso de la República de Colombia será el último antes del 2025. Ojalá podamos aprovecharlo para gestionarle a Santa Marta con motivo de su quinto centenario, importantes obras que le permitan avanzar. Hasta ahora, las intenciones han fracasado y si no intentamos dar un giro de 180 grados, nada se hará y nos tendremos que conformar con la visita del presidente de la República y un desfile militar por el Camellón. Así están las cosas.

     Ante está triste realidad y para no ver pasar ‘El tren del Pentacentenario’ con los brazos cruzados y, menos aun, siendo el promotor de los planes  500 años, el suscrito ciudadano Armando Emilio Colón Rojas se propone llegar a la Cámara de Representantes por el departamento del Magdalena, para desde allí legislar en pro de sus propuestas. Su primera acción en el Congreso será establecer una Ley para que la Nación le aporte a la ciudad Madre de Colombia —Santa Marta— como regalo especial en su cumpleaños 500, los recursos para la construcción definitiva de su acueducto y su alcantarillado.

Portada de un libro próximo a salir.

     Pero al mismo tiempo impulsar el sueño del parque longitudinal Río Manzanares, para lo cual el Concejo de Santa Marta tendrá que declarar de utilidad pública su ronda hidráulica. Hecho esto y como parlamentario comenzaremos a gestionar ante algunos países del orbe, el apadrinamiento de parte de la longitud del afluente samario —1 kilómetro—, en el cual el país padrino pueda construir un parque-jardín de acuerdo con su cultura arquitectónica e instalar a menor escala sus monumentos íconos. Por ejemplo, Francia instalaría una mini torre Eiffel. Procuraríamos que los países patrocinadores aporten los recursos para adquirir las propiedades ubicadas en su área de influencia, derecha izquierda.

     En lo que respecta al departamento del Magdalena y para salir de la pobreza crónica, habrá que impulsarle su desarrollo turístico, como lo han hecho otros departamentos de Colombia, para lo cual se requerirá emprender por lo menos la pavimentación de la vías que intercomunican sus cabeceras municipales y concluir la ‘Vía de la prosperidad’. La idea es que a través de una ‘Operación pavimento’ y con motivo de los 500 años del departamento del Magdalena en el 2033, vincular en lo posible al Ejército Nacional y a sus batallones de ingenieros, para tales propósitos, diligencias que vamos a emprender como congresista. También se tendrá que solventar la crisis educativa para una educación de calidad. En el libro ‘Potenciación de competencias-Hacia la Excelencia Educativa’ —producto de una exhaustiva investigación—, exponemos las tácticas para lograrlo.

     Con el doctor Rubén Darío Ceballos Mendoza, candidato al Senado de la República, impulsaremos la Cruzada parlamentaria pro-500 años y la campaña magdalenense vota magdalenense, que permita un despertar ciudadano y nos admita ser elegidos, para que, en el Parlamento y fundamentado en el proyecto Pentacentenario, promover el progreso y el bienestar social de nuestro Distrito y Departamento.

     A continuación, las propuestas:

*Impulsar la industria turística como motor de desarrollo en Santa Marta y el Magdalena.

     *Construir —sí y solo sí— un nuevo aeropuerto con sede en el municipio de Ciénaga o Zona Bananera, cueste lo que cueste, y el área del actual aeropuerto constituirlo en una Zona Franca Turística para el desarrollo de esta industria.

     *Resolver de una vez por todas las problemáticas del acueducto y el alcantarillado de Santa Marta.

*Revolucionar la educación en el distrito y el departamento para la excelencia educativa.

     *Proyectar a Santa Marta y al Magdalena como jurisdicciones ambientalmente sostenibles.

Un propósito del autor, aspirante a Cámara, erigir a Ciénaga como Pueblo Patrimonio y Municipio Turístico. Captura de https://blog.redbus.co/

*Promover a Ciénaga como Pueblo Patrimonio y Municipio Turístico.

     *Incentivar la construcción del parque longitudinal Río Manzanares y concretar una mejor movilidad en la ciudad de Santa Marta.

*Estimular la cultura ciudadana, el arte, la recreación y el deporte en todo el Departamento.

     *Embarcarse en un sistema de salud en el cual predomine la promoción y la prevención que nos libere de la esclavitud médico-hospitalaria.

*Estimular la seguridad ciudadana y la creación de empleos en Santa Marta y el Departamento.

     *Construir Villas Pentacentenarias —casas dignas— en el distrito y algunos municipios del departamento, para, por ejemplo, en Santa Marta, ubicar a las familias que habitan los cerros y la ronda hidráulica del río Manzanares.

*Promover un estudio que considere la posibilidad de construir represas para el aprovechamiento de las aguas que bajan de la Sierra.

     *Procurar que nuestros indígenas usufructúen los ingresos del parque Tairona.

*Emprender una intercomunicación vial a través de las vías secundarias y terciarias del departamento.

     *Convertir el área macondiana en zona especial de turismo cultural y la Zona Bananera en monumento agrario nacional.

*Proyectar un acueducto territorial en la subregión norte.

     *Hacer gestión para la navegabilidad del brazo de Mompox y del río Magdalena que favorezcan a los municipios de las subregiones sur y del río pertenecientes al departamento.

*Promover la construcción de un trayecto ferroviario Fundación-Río Magdalena.

     *Activar el corredor férreo Algarrobo-Santa Marta como una ruta turística y de pasajeros.

*Convertir a la Ciénaga Grande y sus pueblos palafíticos en un santuario ecoturístico para el turismo nacional e internacional, igualmente el Vía Parque Isla de Salamanca.

     En el libro ‘Sueños pentacentenario’, próximo a publicar, hacemos una reseña específica de los Planes 500 Años y describimos en forma sucinta la historia de Santa Marta, desde su fundación hasta nuestros días, entre otros temas. Tal obra se puede adquirir con una donación de $25.000.oo. Incluye el envío a cualquier dirección de la ciudad de Santa Marta, el Magdalena y Colombia.