La necesidad de fortaleza

     El viernes 4 de octubre de 2019 se dio cristiana sepultura al cuerpo del Ángel de luz, de sonrisa eterna y mirada angelical, nuestro amado Andrés Felipe Barrios Vargas. Su alma estará eternamente con nosotros.

     Su misión en la tierra fue dejarnos un mensaje de amor y fraternidad. Ese legado tenemos que cumplirlo.

     A todos mis apreciados primos Barrios González, por favor acompañen —como siempre lo han hecho— y fortalezcan espiritualmente a mi querido primo Jairo Barrios González.

     Sé que la conexión con nuestro ser de luz se va a dar, porque desde el dominio del alma, nos guiará y nos dará su bienestar al lado de Dios.

     Su legado musical fue otra manifestación del alma, con sentido social y amor a sus semejantes. Familia que permanece unida, es sinónimo de amor.

     “Amaos los unos a los otros como yo os he amado”: Dios nos bendiga a todos.

La triste despedida

     Te fuiste muy temprano, sin aviso ni equipaje, partiste de este mundo con tu sonrisa eterna y tu angelical mirada.

     Tu viaje inesperado nos causó un dolor inmenso, ¡cómo sentimos tu ausencia, Andrés Felipe Barrios, nuestro querido ‘Mono’, ‘El pipe’ de corazón tierno, el consentido de toda la familia.

     Te llevamos en nuestros sentimientos, te recuerdo desde tus primeros pasos —cuando viví en Bogotá con ustedes—, tus llevadas al colegio, tus cumpleaños donde Dilla, tu amor por Millonarios y tu aura de paz.

     Me uno al fuerte dolor de tus padres, le pido a Dios los llene de mucha resistencia, a mi primo Jairo y a Consuelo, mis más sentidas condolencias.

     No puedo impedir que mis lágrimas se asomen, mucho menos un dolor fuerte en el pecho que me asfixia, es el dolor de la ausencia que me viste, con agonía, sin clemencia.

     Te despido primo con las palabras de un poeta:

     Temprano madrugó la madrugada, temprano levantó la muerte el vuelo, temprano vas ya – querido Pipe- camino al Cielo.

     Los seres de luz se van temprano, porque son de Dios, viven en Él y retornan a su seno.

     Te extrañaré por siempre primo del alma.

Victor Hugo Vidal Barrios.