Canción de la semana

La guitarra fingerstyle, en los dedos y la creatividad de Fernando Mora Rodríguez, al servicio tuyo, apreciado seguidor: aprende a tocarla, que también te facilitamos la partitura y el sonido MIDI, completa orientación para ti.

Sonido MIDI: Musical Instrument Digital Interface, tema: ‘Barco de sueños’.

CUENTO INFANTIL

El barco mágico

Por Arq. Carlos Castro Molestina

Había una vez dos hermanos muy pobres: Anita y Pedrito, que vivían en el barrio ‘Las Peñas’, en la época del Guayaquil Antiguo, con su abuelita María.

Eran muy felices con sus amiguitos del barrio, a pesar de que sus padres se habían ido a España a trabajar para los reyes.

Un buen día, Anita y Pedrito reciben una carta muy misteriosa que llamó la atención de todos por estar en un sobre muy grande con letras muy llamativas y lleno de maravillosos colores, con un mensaje que era un regalo de sus padres.

La carta decía que Pedrito y Anita eran dueños de un barco antiguo y que tenían que ir a verlo al muelle cerca de su casa.

Al día siguiente todo el barrio fue a ver el barco con gran sorpresa y entusiasmo. Al llegar se encontraron con un barco viejo, feo y sucio que no les gustó nada.

Todas las personas se fueron a sus casas menos Pedrito y Anita a quienes les llamó la atención entrar en ese misterioso lugar.

El barco mágico

Para sorpresa de los niños, este era un barco mágico que hablaba y tenía grandes poderes y secretos de los piratas de Guayaquil.

En el momento que los niños entraron se transformó en un hermoso y brillante barco que solo cambiaba si los dueños lo querían tener.

Convertido en un hermoso barco, comenzó a hablar y les dijo que se llamaba Panchito y que había recorrido los siete mares y que conocía los tesoros escondidos al fondo del mar. Les contó de uno que existía en el fondo del mar dentro de una cueva y que nadie se atrevía a entrar porque estaba vigilado por la terrible ballena Úrsula.

En busca del tesoro

Los niños se miraron y dijeron que ellos irían al rescate de ese gran tesoro, el que serviría para dar de comer y comprar juguetes para los niños pobres.

Al día siguiente, los niños partieron rumbo a alta mar, y con su gran brújula Panchito los llevó al lugar indicado. Dentro del barco encontraron una misteriosa funda. Anita descubrió que había polvo de hadas en su interior y con eso harían dormir a la ballena.

Prepararon unas galletas y comenzaron a bucear hasta la cueva. Nadaron por horas hasta que en lo profundo del mar apareció la enorme ballena con su aspecto que daba mucho miedo y comenzó a perseguir a los niños. Con un gran arpón Pedrito le lanzó galletas a la ballena mientras abría su gran boca para tragarse a los niños. Poco a poco Úrsula comenzó a dormirse y su enorme cuerpo fue cayendo al fondo del mar.

En ese momento aprovecharon los hermanos para ingresar a la cueva y, para su sorpresa, vieron el cofre con las riquezas que Úrsula había robado antes a los guayaquileños.

Muy felices llegaron al barco con el gran cofre y partieron rumbo a Guayaquil. Al llegar fueron recibidos con aplausos y abrazos ya que con las riquezas iban a comprar cosas para los niños pobres. Muy agradecidos con su barco mágico decidieron quedarse con él para que adorne el puerto y que los demás niños escuchen todos los cuentos que les iba a contar Panchito.

Y con esto este cuento llega a su fin. Los niños tuvieron ropa y comida… y Úrsula sigue dormida.

Texto e ilustraciones tomados de https://revistavive.com/

Fernando Mora R. 3138710837 – navarquia