1era. TANDA

, el viernes

Tres exponentes Caribe en conversatorio virtual con el mundo

    De acuerdo con DRAE, la artesanía, más allá de ser la obra o el arte del artesano, es «una clase social» constituida por estos.

     También es el título de un capítulo más de la serie conversatorios virtuales ‘Arte en paralelo-Resiliencia en movimiento’ de la Fundación ‘Klemcy Salza-Arte con idiomas’.

     Y será con tres miembros Caribe —un hombre, dos mujeres— de esa vasta comunidad mundial, Artesanía, con quienes tendremos cita virtual el próximo viernes, 11 de la mañana, para oírlos hablar de bordado de hamacas, de la técnica Makrame y de temas recurrentes en una obra artesanal.

Evelyn Galván

     Y a lo mejor, en medio del dialogo-web, que será entre cinco —presentadora y moderadora— también pudiera tocarse el tema sobre ‘al-Andaluz’…

     Los artesanos Blas José Corena Pérez, Paola Marcela Eljach Mora y Daneida Ortega Valera, la abogada y comunicadora Evelyn Galván, presentadora invitada especial, y la poeta Yenis Muñoz Mindiola, moderadora integran el quinteto que nos transportara por ese mundo mágico de la Artesanía, gracias a la transmisión  por el Facebook live de la Fundación ‘Klemcy Salza y el canal de YouTube:https://www.youtube.com/channel/UC7B3KVAOxOzz1sEnRivb37Q

Quiénes son

     Blas José Corena Pérez. Es miembro de una familia de artesanos del municipio de Morroa, departamento de Sucre, Colombia.

     Creció entre las enseñanzas de su extinta madre Nelcy Pérez de Corena y los chistes, dichos, refranes y bailes de su padre, el también extinto folclorista Blas Corena de la Rosa. Su progenitora fue una de las mejores tejedoras y bordadoras de hamaca de toda la región de los Montes de María y a ella se le denominó ‘La paleta de oro de América’.

Creció entre las enseñanzas de su extinta madre Nelcy Pérez de Corena, ‘La paleta de oro de América’.

     Corena Pérez ha hecho méritos para estar entre los portadores de la tradición artesanal del telar vertical y actualmente está dedicado al bordado de las hamacas.

     Cuando era joven, fue bailarín de danzas de música folclórica y organizó durante algunos años el festival del pito atravesao —caña de millo— que se realiza en Morroa.

Por su vocación artística, Blas José Corena Pérez siempre ha estado en el proceso creativo de las artes visuales.

     Es bachiller, tallerista del telar vertical en Medellín, 1997, y del tejido plano en Montería, Córdoba, 1999, y ha enseñado el tejido plano en Palermo, Magdalena, 2019.

     Ha participado en varias exposiciones de artesanías en el plano nacional y por su vocación artística siempre ha estado en el proceso creativo de las artes visuales. Justamente en la experimentación sobre el telar con hilos, mediante degradación de colores, creo la hamaca ‘arcoíris’. Era el año 1988, tenía 18 años de edad y —cuenta—, primero tejió la tela que estuvo expuesta en la casa del Marqués de Valdehoyos, en Cartagena, la cual fue comprada por una pintora cartagenera. Dos años más tarde plasmo el diseño en una hamaca.

     Blas José es un convencido de que tejer y elaborar diseños bordados en las hamacas ha sido todo un espaldarazo para el fortalecimiento de las tradiciones del tejido ancestral en telar vertical.

     Conoce todo el proceso de la hamaca y hay que considerarlo como un maestro en la actividad.

     “Un don que tengo: elaborar cualquier bordado solo con verlo y crear cantidad de bordados en tejido plano de telar vertical”, dice. Y agrega que “diseño con facilidad mis hamacas y mis telas, con las que, además, elaboro, bolsos, mochilas, carteras, cubrelechos, cortinas, columpios, centros de mesa, individuales”. 

     Se declara amante y defensor de la cultura ancestral y precisa que “nuestros indígenas nos dejaron esta tradición que perdurará en la medida que trabajemos en ella y la valoremos. Hemos resistido, por más de medio siglo, los efectos de la invasión, pero siempre estaremos aquí con nuestras raíces y nuestro legado”.

     Tiene una frase que lo proyecta como un hombre cubierto por la sangre de padre y madre: «El hijo del payaso y la paleta de oro de América».

     Paola Marcela Eljach Mora. Paola Marcela Eljach Mora es diseñadora de modas de la Universidad Autónoma del Caribe, miembro del colectivo ‘Estacionarte’ de la Fundación Puerto Colombia, artesana de tal comunidad porteña, gestora cultural y embajadora de la cultura de su pueblo ante la secretaria de Cultura Departamental de la Gobernación del Atlántico.

“Con la colaboración y solidaridad de muchas personas se puede alcanzar el éxito”.

     La toma del camino que la llevó a dejarse seducir por el arte y la cultura ocurrió cuando, recuerda, se inició en el comercio de Puerto Colombia por medio de un almacén de artesanías.

     “Venía en formación de tejidos en épocas de estudios en un convento y después estudié diseño de modas en la Universidad Autónoma del Caribe”, dice.  “Siempre me llamó la atención lo relacionado con la moda, la marroquinería, los tocados y los accesorios, pero me incliné por estos últimos: accesorios en cacho, nácar, coco, totumo, mostacillas y piedras semipreciosas, fusionados con tejidos de la técnica del macramé”.

     Paola Marcela agrega que con el apoyo de su madre organizó el almacén, al frente del cual estuvo por cuatro meses. “Luego ingresé al mundo de las ferias y llevé el primer festival artesanal al Puerto, en 2015. Luego siguieron otros espacios forjados gracias a mis relaciones con amigos del arte y la cultura local, hasta 2020”.

     Y fue el año pasado cuando se vio obligada a generar un cambio resiliente ante la pandemia: “Comenzamos a llevar talleres a poblaciones vulnerables, a través de la virtualidad, sobre la técnica milenaria del tejido del Macrame. Y abordamos la promoción de Puerto Colombia como destino turístico con enfoque en la historia, la cultura y el turismo sostenible”. 

La unión hace la fuerza. Esa frase —“La unión hace la fuerza”— tiene origen definido y significado. Originalmente, fue utilizado por la República holandesa como un lema. Pero también se volvió recurrente por Bulgaria, mientras que en la golpeada Haití figura en su escudo de armas. ‘La unión hace la fuerza’ es lema nacional de Malasia, Bélgica, Bolivia y Bulgaria. Y

     Significa, de acuerdo con Paola Marcela Eljach Mora, que “contando con la colaboración y solidaridad de muchas personas, ya sean fuertes o en apariencia débiles, se puede alcanzar el éxito, vencer a cualquier rival o salir airoso de una situación difícil”.

El comercio de Puerto Colombia por medio de un almacén de artesanías fue motivación para que Paola Marcela se inclinara por el arte y la cultura.

Historia del Makrame. Palabra de origen francés que, a su vez, deriva de locución turca makram y que tiene su origen en la palabra persa mikrama y que significa nudo. Paola Marcela hace un recuento:

     «Es la técnica de crear tejidos usando nudos decorativos, un arte muy antiguo, en el que solo se utilizan las manos para ejecutarlo. Pueblos como los persas y los asirios (2300 a. C.) poseían gran maestría y utilizaban el Macramé con el fin de decorar con hilos anudados los bordes de los tapetes. Más tarde, los árabes lo llevaron a Europa y posteriormente los europeos a América. Las típicas hamacas de nudos caribeñas se confeccionaban con esta técnica. El macramé tiene tres nudos básicos: el medio nudo, nudo plano (o cuadrado), nudo cote —festón o cavandoli—. A partir de estos nudos se pueden hacer más de 50 variaciones diferentes.

     Los materiales necesarios para hacer un trabajo de macramé son el hilo —ya sea algodón, yute, lino, seda, fibras sintéticas u otras fibras naturales— y una superficie en la que sujetar la labor, normalmente, una barra de madera. Cualquier hilo de fuerte consistencia es adecuado para realizar labores de macramé, no obstante la elección del mismo queda determinada por la obra a realizar. Los hilos más utilizados suelen ser de algodón o seda».

Daneida Ortega Valera. Daneida Ortega Valera, quien es maestra en Artes Plástica de la facultad de Bellas Artes, Universidad del Atlántico, 2018, rememora el entorno en el que desarrolló parte de su vida y dice que allí —y así— brotó en ella “la necesidad de expresar artísticamente la armonía, la estética y la naturaleza, con lo cual pretendo mostrar lo que somos y el cómo estamos constituido”.

     Esta artista plástica que nació en Valledupar, Cesar, y reside en Soledad, Atlántico, dice que para ejecutar su expresión artística aprovecha los procesos de transformación de los recursos naturales como semillas, cortezas, frutos secos, bambú, totumo, fique, cuero, madera e inclusive la misma tierra.

     Daneida precisa que, tomadas las texturas, colores y tamaños de todos esos productos naturales, los mezcla con procesos manuales en relación directa y cercana con el medio ambiente…

     “La memoria, la identidad, la espiritualidad, los roles de género también son temas recurrentes en mi obra”, afirma.

     “Los elementos que intervienen en mi trabajo vivencian el respeto por la madre naturaleza utilizando para ello toda la riqueza que ella nos brinda para compartir, así, la herencia de mis raíces a través de mis experiencias”, puntualiza Daneida Ortega Valera.

Diversos reconocimientos a su obra y participación en diversos certámenes culturales.

     Con diversos reconocimientos a su obra, Daneida ha participado en exposiciones tales como:

     *Espace Culturel – Instalación Lazos. Desarraigo y Retorno. Alianza Francesa de Barranquilla, agosto 2021.

     *Angular Virtual Art Gallery Paris-Francia, junio 2021.

     *Primera Bienal Internacional de Arte Virtual, Universidad de Panamá, 2021.

     *Obra Colaborativa ‘A dónde irán los muertos’-artista plástica Maybel Brook propuesta seleccionada por ‘Crear convivencia’ de la Gobernación del Atlántico, exposición virtual, 2020.

     *Colectivo artístico ‘Mujeres EN mascaradas’, exposición virtual 2020.

     *Primera Sala Itinerante del Museo Internacional de las Máscaras MUIMA, 2020.

     *Performance: ‘Mujeres Entre Mascaras’ Cajacopi, sede Prado-Barranquilla 2020.

     *Exposición ‘Palenque, patrimonio vivo del Caribe’, en el marco de los 500 años de La Habana, Cuba. Artista invitada por Arte Paz Fundación. Cuba 2019.

     *XI Bienal Internacional de Arte de Suba. Bogotá 2019

     *Colectivo ‘Realidades’-Centr oComercial Carnaval vía al aeropuerto. Barranquilla 2019.

     *Segunda Feria de Arte del Caribe, ARTCA, ‘Mujeres en la ventana’, Parque del agua-Santa Marta, 2019.

     *Instalación ‘Tejido cultural, secretaría de Cultura Distrital de Santa Marta, 2018.

     *’Vidas Tejidas’-IED Karl Parrish, Barranquilla, 2018.

     *Primera Feria de Arte del Caribe, ARTCA, Lazos. Centro comercial Buenavista. Santa Marta, 2018.

     *Instalación Lazos. Desarraigo y Retorno. Alianza Colombo Francesa, Barranquilla, 2017

     *Colectivo Convergencias. Fragmentos. Salón Pedro Biava de la facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico. Barranquilla 2016.

     *Colectivos ‘Mujeres en la Alcaldía’. Encuentros. Secretaría de Gestión Social. Barranquilla 2016.

     *Colectivo ‘Mujeres en el Rex’. Cicatrices. Restaurante Rex. Barranquilla, 2016.

     *Exposición itinerante artistas de Soledad ‘Yo Soy… Paz ¿Y Tú? Museo Bolivariano Soledad, 2016

     *Colectivo ‘Visiones divergentes’ Desidia. Salón Pedro Biava de la facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico. Barranquilla 2016.

     *Colectivo ‘Líneas en el tiempo’. Sueños de Palenque. Salón Pedro Biava de la facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico. Barranquilla 2016.

     *’Otras meninas’, con mujeres del Atlántico a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, organizada por la asociación internacional Women Together, la secretaría de la Mujer y Equidad de Género con el apoyo de la Secretaría de Cultura y Patrimonio del Atlántico. Plaza de la aduana. Barranquilla 2014.

     *‘Raíces’, homenaje a los indígenas Mocaná de Malambo. Plaza de la paz Barranquilla. 2013.

     *Ganadora Premio Cacique Motoroaba ‘Raíces’, homenaje a los Mocaná de Malambo. Tubará, Atlántico.2013.

     *Cultura en los Albergues, ‘Mi tiempo es tu tiempo’. Artista voluntaria, 2011.

La presentadora

«Entre el baile y los placeres muestra su temple la raza, te diré quién eres, viendo cómo te solazas», la frase de la presentadora del conversatorio del viernes 15.

     Evelyn Galván es una profesional en derecho, comunicación social y periodismo, especializada en gerencia de la comunicación para el desarrollo social y voluntaria del Consejo Internacional de Organizadores de Festivales de Folclor y Arte Tradicionales, CIOFF, Colombia. 

     Es oriunda de El Carmen de Bolívar, corazón de los Montes de María, esa subregión del Caribe colombiano que se extiende entre Bolívar y Sucre y de lo cual ella se siente orgullosa.

     “El arte y la cultura están impregnados en mi ser”, dice quien destaca como danzante folclórica desde su niñez y quien se declara como una “melómana propiamente dicha”.

     Muy joven, a sus 15 años, Evelyn se vinculó a CIOFF Colombia por intermedio del Fondo Mixto para la Promoción de las Artes y la Cultura de Bolívar y dio inicio a su camino por el mundo de la diplomacia cultural. “Llevaba el folclor de mi país a Egipto, Italia, Francia, Japón y Perú”, recuerda.

     Posteriormente como si del propio al-Andaluz se tratara —al-Andalus, locución árabe para una remisión a los inicios de la civilización islámica y parte del territorio español bajo el poder musulmán que subió, cruzó y bajó los Pirineos, años 711 y 1492—, occidente y oriente se encuentran en el corazón de Evelyn para que ella, así lo sostiene, reconociera su colombianidad, “misma que funge como un catalizador de procesos relacionados con cultura y derechos humanos”.

     Combinó profesiones y pasiones y se fue al medio oriente: Palestina, Tierra Santa, Siria y de un salto a los Emiratos Árabes y el Sultanato de Omán.

     “Más cerca de mis raíces”, dice, “me aproximo a la cultura de México y Panamá, una riqueza invaluable e inefable, y, lo más reciente: la gran Latinoamérica, reunida en Miami, La Florida, como una cuna para todos y todas sin distinción”. 

     En medio de tal viajadera, esta montemariana sigue viviendo en su natal Colombia, específicamente “en la Barranquilla del Carnaval”. Desde donde lleva en su mente y su corazón “cada rincón del mundo que he pisado como si se tratase de una sarta de perlas que componen un precioso collar… Así, fundo la Organización de Cooperación Cultural Internacional Reino de La Perla, que es mi reino mágico y yo soy su reina”.

     Una frase, dice, la caracteriza: «Entre el baile y los placeres muestra su temple la raza, te diré quién eres, viendo cómo te solazas».