Se lee en una de las solapas.

‘Mama Lety-Todo un cuento’
Un mensaje WhatsApp, un chateo, química Caribe y gustosísima cova para el magdalenense Román Antonio Romero Coba, tras su recurso —todo un cuento— para lograr este registro de su obra en El Muelle Caribe

     +57 317 8553026: Amigo, paisano, ¿cómo estás? Hace muchos años nos vimos por allá en Santa Marta. Hoy estoy por aquí por la sábana de Bogotá, más exactamente en Tenjo, Cundinamarca. He conocido El Muelle, qué vaina bacana…

     José Orellano: En el cambio de celular se conservan números, pero no su dueño… Por favor, ¿quién es?

     +57 317 8553026: Habla Román Antonio Romero Coba

Román Romero Coba

     José Orellano: Me alegra que te guste El Muelle… Estoy haciéndolo… Cuéntame… (Eran las 9:58 de la mañana del domingo 17).

     +57 317 8553026: ¿Con quién hablo?

     José Orellano: Con quien “Hace muchos años nos vimos por allá en Santa Marta”

     +57 317 8553026: Carajo compadre que placer saludarte… Te cuento que escribí un libro: ‘Mama Lety-Todo un cuento’. Las ilustraciones las hizo mi hija Juliana, de 10 años. Quisiera que lo conocieras y me dieras tú opinión y de pronto darle unas pinceladas en El Muelle. Te envío un vídeo en el cual hago la presentación y síntesis del mismo. Es un texto pa’gozárselo.

     José Orellano: Lo leeré apenas me llegue. Y es un compromiso.

     +57 317 8553026: https://www.facebook.com/139283549577732/posts/1893424050830331/?app=fbl Este es un comentario publicado en ‘El observador’ de Cajicá. Ese es el texto… Ah, mira, también te comparto este otro texto escrito por un amigo, por si de pronto sirve pa’l Muelle. Envíame la dirección adonde pueda enviarte el libro. Por acá por Tenjo, Cundinamarca, a la orden.

Mediante un video promociona su obra.

     José Orellano: Envíame una foto tuya, una sinopsis del libro y una foto del autor del comentario… Breve perfil tuyo.

     El hombre del +57 317 8553026, ese con el que «Hace muchos años nos vimos por allá en Santa Marta», se llama Román Romero Coba —y con muchísimo gusto le damos cova en El Muelle Caribe—, es magdalenense, Caribe, y ha destacado como promotor cultural.

     Egresado de la Normal Nacional para Varones de Barranquilla, se considera un defensor del rescate de la música tradicional colombiana, el arte y la cultura ancestral.

     Es músico, compositor de varias canciones, voz líder y miembro de agrupaciones musicales costeñas como ‘Son cupcua’ y ‘Gaitas y tambores’.

     En 2020 ganó el Portafolio Municipal Artenjo del Instituto de Cultura y Turismo de Tenjo, un estímulo para el fomento de la creación, circulación, formación e investigación de las expresiones artísticas y culturales de ese municipio cundinamarqués, con ‘Poema y son-vallenato clásico con guitarra’.

     (El texto del amigo compartido por Romero Coba se titula ‘Oda para una compañera’, de la autoría de Luis Guillermo Rodríguez, con quien compartiremos hablada esta semana. Y queda en salmuera para próxima actualización).

     Sobre el libro ‘Mama Lety-Todo un cuento’, el doctor en Psicología de la Universidad Santo Tomás Edward Johnn Silva Giraldo ha dicho que “Es un viaje de afectos, caminos, encuentros y enseñanzas tejidas a través de la sabia conversa”. Su opinión ha sido publicada en ‘El observador’ de Cajicá y, en su integridad, dice así:

HÉROES COTIDIANOS: Recuperando la memoria histórica de las sabias abuelas

     Tuve la oportunidad de leer el libro de MAMA Lety… Todo un cuento. Sus historias logran transportar la imaginación a la región Caribe. Es un viaje de afectos, caminos, encuentros y enseñanzas tejidas a través de la sabia conversa. Cada historia de MAMA Lety conecta con la infancia, la curiosidad, el asombro y la capacidad de leer la vida a partir de canciones, dichos y refranes.

     Según cuenta su nieto Roman, MAMA Lety no dejaba escapar detalle, era observadora, cercana, sabia y directa. Cuestionaba las injusticias, especialmente la visión machista, pero también aplaudía con música el inicio de un nuevo día.

Portada del libro de Romero Coba.

     Cantaba y bailaba Manuelito Barrios “quiero amanecer cantando, quiero amanecer bailando”. Conversaba y cantaba, componía letras con mensaje; producía intelectualmente con sencillez y humildad. Le gustaba compartir, se alegraba cada vez que escuchaba y contaba historias. No imponía, pero cada consejo era escuchado.   

     Todas las mañanas saboreaba el tinto recién preparado, mientras su nieto Román le contaba alguna anécdota vivida en la escuela. Ella escuchaba atentamente, preguntaba curiosamente y se acercaba hábilmente para enviar de manera jocosa una sabia reflexión. Nunca dejaba pasar por alto un comentario machista, de esos que circulan a manera de chiste denigrando contra la mujer. Era amorosa con todas las personas, pero fuerte con los comentarios que iban por otra vía, sin la intención de construir. 

     Román heredó de su abuela MAMA Lety el gusto por la lectura, la escritura y la conversa. Lleva el legado de una tradición que valora el saber de la amistad, el compartir y la lectura crítica, manteniendo el sentido humano de la vida. Compone, canta y escribe conjuntamente recuperando la memoria histórica de las sabias abuelas. El libro lo escribió con su hija Juliana de 10 años. Juntos empezaron la conversa. Juliana con la expectativa de saber más de MAMA Lety acompañó las historias con dibujos recreando esos momentos.

     Es una lectura para saborear al calor de un tinto y una agradable compañía. Con la escritura autóctona se recupera la tradición oral y musical. Roman y Juliana invitan a través del libro a disfrutar “el olor de una de una poesía, el canturreo de las hojas de un libro, el sabor de los rayos del sol o del gorjeo de las gotas de agua lluvia y a disfrutar del calor y el olor de la tierra mojada.