Profanación

Más atentados contra el ecosistema. En área natural protegida desde 1977, Parques Nacionales y Fontur no limitan el flujo turístico, sino que construyen corredor de caminos y mirador para que haya más afluencia de turistas.

DENUNCIA

Santuario profanado

«Plataforma que construyeron frente a la laguna no fue lo que se socializó en noviembre pasado». (Precisiones por la colega María Mercedes Pertuz, tras haber leído la crónica).

Intervención de la mano del hombre en los sacro de la naturaleza: profanación, sacrilegio.

Por José Orellano

Es santuario y «la propia autoridad administrativa» —así lo ve la comunidad— «está profanando ese templo».

—Es virgen y están violándola —dicen denunciantes en una figura que, sin embargo, muestra la realidad más allá de la fantasía: los servicios ecoturísticos le clavan ‘infraestructura’ a la Naturaleza misma, tierra virgen, en una intervención de la mano del hombre que puede resultar dañina para un vasto entorno ecológico colombiano.

Área natural protegida desde hace un cuarto de siglo —1977—, se extiende en 6750 hectáreas que se elevan desde los 2400 hasta los 3800 metros sobre el nivel del mar, que son bosque húmedo, páramo, bosques andinos y altoandinos desparramados, por designio divino, sobre altos promontorios de los municipios de Chíquiza, Villa de Leyva y Arcabuco, en Boyacá.

«Les informamos que el Santuario de Fauna y Flora Iguaque se encuentra CERRADO al público. En este momento, nos encontramos en adecuaciones de infraestructura a nuestros servicios ecoturísticos, a fin de mejorar la experiencia para nuestros usuarios. Así mismo, seguimos trabajando en la construcción de medidas y protocolos de bioseguridad, que garanticen el manejo y prevención de propagación de la COVID-19»(sic), dice la página oficial de Parques Nacionales.

—Trabajan en la construcción, sí, pero de infraestructura invasiva: un sendero y una plataforma que servirán de ‘ruta y mirador turístico’, respectivamente, lo cual profana este trozo de tierra de frailejones y vegetación nativa, donde brota el agua —dicen, indignados, ‘arrebatados’, defensores del ecosistema—. Construyen para hacer lucro con el turismo —agregan.

Y —con retroalimentación vía WhatsApp— dejaremos que hablen los afectados, los afectados, sí, porque así se sienten ellos: afectados contra sus convicciones de preservar la naturaleza y hacer valer su espíritu ambientalista, vulnerados por el sistema. Y desean amplificación para su sentir. El Muelle Caribe no duda en propiciarles tal amplificación. Y les recibe sus declaraciones, grabaciones e imágenes por el medio aludido.

Los trabajos, de acuerdo con los denunciantes, comenzaron en noviembre pasado, desde cuando se cerró el santuario, el cual, siglos ha, había sido consagrado a los antiguos dioses muiscas. «No es nada raro que en sus lagunas se realizaran ceremonias con ofrendas de oro para los dioses Sué y Chía», dice Colparques. «Peregrinar a estas lagunas sagradas, limpia el alma y purifica el espíritu», puntualiza esta organización creada en 1996 con el propósito de dar nuevos incentivos a la preservación del medio ambiente en Colombia, «entendiendo que el problema ambiental no es una cuestión de interés sino de cultura».

Pero, más allá de lo cultural, en esta caso «prevalece el interés económico», así lo aprecia la comunidad, la cual, molesta y agitada, anuncia «vías de hecho pacíficas».

—Hay un grupo grande que quiere movilizarse, creo que vamos a hacerlo —anuncian.

La construcción artificial de un tramo del recorrido hacia la plataforma o mirador —‘sendero turístico’— ha motivado a la comunidad a recordar que «estos caminos siempre han sido de herradura, sin más que tierra bajo los pies».

«Tierra bajo los pies» y subiendo montañas, indiscutido atractivo para la aventura, la emoción, el turismo de aventura.

Construcción invasora en el Santuario de Iguaque que despoja de emociones el andar a pie en tierra.

—Construyen frente a la laguna y, entonces, tienen que cavar y tumbar flora local, en especial frailejones —dicen—. Nos están destruyendo el páramo y están volviendo Iguaque otro negocio turístico de la región, antiecológico, sin tener en cuenta las culturas ancestrales o los mismos mandatos de conservación.

Se trata de la laguna sagrada de Iguaque, en el santuario del mismo nombre, espejo de agua en el cual, según la leyenda muisca, nació la humanidad. «La diosa Bachué, madre primigenia del pueblo muisca, y su hijo, Iguaque, se unieron para concebir seres que poblaron la tierra a través de las generaciones. Finalmente, la diosa y su hijo regresaron a la laguna convertidos en serpientes que vigilan el destino de su pueblo», recrea leyenda la página web del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Mincit.

—En la entrada del santuario, un aviso informa que el parque está cerrado por pandemia, pero, la verdad, está cerrado porque están construyendo el mirador —dice el guitarrista Fernando Mora Rodríguez, ambientalista integral y participante habitual de El Muelle Caribe con su módulo ‘Aprende guitarra’—. Todo esto no es más que una incoherencia total de parte de parques y la planeación, aquí manda el interés económico.

El santuario sigue cerrado, «no dejan acceder todavía al sitio donde se ejecutan esas obras», dicen. Y puntualizan: «Son gente nacida para las conveniencias, son ‘retroactivistas’ depredadores. Además, ¡mentirosos y manipuladores! Esto no lo informan con claridad.

Finalizo esta nota con los últimos chats —una sencilla ecuación— de Mora Rodríguez:

—Gracias José. Esto es el colmo. ¿Hasta dónde llega la avaricia del hombre?… Páramo = agua = vida… Páramo natural = belleza… Páramo intervenido por el hombre = Feo.

«Plataforma que construyeron frente a la laguna no fue lo que se socializó»

Una lideresa de la comunidad, Diana Montejo, dice que «es un proyecto que quedó incluido en el plan de manejo de parques y también en el plan de manejo ecoturístico. En noviembre se socializó con la comunidad, pero se trataba de una adecuación de caminos, no esa plataforma que hicieron al frente de la laguna».

Diana dice que como el santuario ha estado cerrado desde noviembre pasado, nadie subía y la comunidad no sabía lo que se construía.

La lideresa continúa y dice: «Seguramente por estos días subió alguien debió hacerlo por el ‘Camino del cañón’ o por Iguaque y descubrió lo que están haciendo… Es una obra que financió el Fondo de Turismo, Fontur, a través del Plan de Manejo Turístico… Lo que debería hacerse es limitar el flujo turístico, pero hicieron toda una adecuación, un corredor de caminos para que, me imagino, haya más afluencia de turistas».

Diana Montejo no tiene claro quién haría el Plan de Manejo Turístico y cómo estén midiendo los impactos. Lo que sí es cierto es que la Gobernación y las alcaldías no han visto inconveniente alguno en la intervención invasiva oficial —Fontur, Parques Nacionales— en el ecosistema boyacense.

«Estamos organizándonos», prosigue la mujer. «Creo que vamos a movilizarnos, creo que vamos a hacer una toma al santuario… Vamos a hacer valer los derechos como comunidad, porque, la verdad, no estamos de acuerdo con esa intervención en la laguna».

Uno de los denunciantes agrega que el hecho ya está puesto en conocimiento de la senadora Aida Avella, quien «ya está dándole». Una aliada que toma como bandera congresual la defensa del santuario, reserva natural… El propósito es llegar, desde instancias de poder, al poder: que por medio de la congresista, se llegue hasta el ministerio del Medio Ambiente para que este dé respuesta sobre lo que ha pasado con la laguna de Iguaque y procure soluciones para el entuerto construido frente a la laguna.

Precisiones

Publicada la actualización 333 y leída esta nota por la periodista y abogada samaria María Mercedes Pertuz, ella, motu proprio, se encargó de redactar las siguientes precisiones y enviárnoslas vía WhatsApp:

«En el Sistema de Parques Nacionales Naturales quiénes tienen jurisdicción son el Ministerio de Ambiente para lo de su competencia, es decir, conservación de los ecosistemas y medio ambiente que lo hace a través de la Unidad Administrativa Especial de Parques, y, por otro lado, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que es el que se encarga de lo relacionado con la explotación turística de esas áreas de reserva. Entre los dos disponen cómo se va a explotar turísticamente un parque.
Esto te lo digo porque creo que Fontur no tiene velas, lo que puede alumbrar es que hayan presentado un proyecto ecoturístico y se financie con recursos del Fontur, que es lo que hace, financiar proyectos para el mejoramiento de la infraestructura Turística procurando destinos y servicios de calidad y competitivos».

Respuesta de Orellano: Gracias…. Solo quise hacer eco de la queja… Y lo dice una señora… Pero precisaré con tus datos, enseguida… Gracias… Abrazo.

Nota PD: Lo valoramos inmensamente, MM…

Imagen destacada: En forma de corazón, la laguna sagrada de Iguaque vista desde el aire, rodeada de frailejones y vegetación nativa… Ahí, nace el agua.