Cuatro personas con habilidades
distintas, transformadoras del mundo

     Para muchos, el hecho de nacer o desarrollar alguna discapacidad a lo largo de la vida, puede ser un factor decisivo al momento de condicionar por completo la existencia de cualquier persona. De hecho, las estadísticas así lo reflejan, pues se estima que alrededor del 20 por ciento de los más pobres del mundo tienen al menos una habilidad especial, y que —incluso— tienden a ser considerados dentro de sus propias comunidades como las personas en situación de mayor vulnerabilidad, según ha dicho el Banco Mundial.

     Sin embargo, existen casos puntuales de individuos que, a pesar de presentar alguna condición física, mental o cognitiva adversa, lograron no solo sobreponerse a ella, sino, también, a un entorno social, económico y hasta cultural bastante complejo, para vivir una vida digna, admirable y verdaderamente exitosa

     Haber nacido en Latinoamérica es una oportunidad invaluable. Por ser sociedades en desarrollo existen nichos en donde es posible identificar cuál es el camino deseado para trabajar por una causa en particular y se puede dar rienda suelta a los ideales en pro del bien común.

     Tener la posibilidad de crecer en un entorno donde han potencializado mis cualidades distintas, identificando las fortalezas y haciéndome entender que ser distinto es igual a ser extraordinario, ha hecho que tenga una vida plena y digna. Soy un profesional preparado para la vida con alas para demostrar al mundo que, si es posible tener una vida normal, sólo debes tener ganas de hacerlo y ser entrenado para que tus potencialidades sean tus mejores aliadas.

     Músicos, actores, activistas y hasta físicos teóricos… Estas son algunas personas con características especiales que han transformado el mundo para siempre.

1.- Ray Charles

     Si ser un niño negro en el sur de los Estados Unidos, durante la década del 30, era ya de por si algo bastante complejo, ser además un niño negro totalmente ciego significaba en la práctica vivir una vida destinada a la más absoluta indiferencia y abandono. No obstante, desde muy joven Ray Charles entró en contacto con la música (particularmente el piano) en donde pudo desarrollar su talento y vocación.  Su primer gran éxito musical conquistó diferentes públicos, llevando el soul y el jazz a nuevos lugares.

     Ray Charles es un ejemplo claro de la superación de obstáculos y el logro de metas, en su caso, artísticas. “Hay que saber identificar las oportunidades dentro de los escollos, sabiendo que la clave para ser feliz en la vida es buscar oportunidades hasta en las adversidades entendiendo que cada día es una nueva oportunidad de crecimiento”, complementó Eduardo Frontado.

2.- Nick Vujici

     Una de las historias más inspiradoras y reconocidas en el mundo es la de Nick Vujici quien nació con síndrome de tetraemelia – ausencia de las cuatro extremidades-, una condición que le causó una serie de situaciones que lo llevaron a intentar quitarse la vida cuando era muy pequeño. Sin embargo, el amor de su familia fue el motor que lo motivó a superar los constantes obstáculos y a llevar su testimonio a otras personas, convirtiéndose en un conferencista reconocido a nivel mundial. Su historia lo ha llevado a hacer sueños realidad: escribir libros, pararse frente a miles de personas y fundar ‘Life Without Limits’ enfocado a personas en condición de discapacidad, ayudándolos a sentirse valorados y motivados para seguir su proceso y convertirse en los dueños de su realidad.

     Sobre la vida de Nick Vujici, Eduardo Frontado, comenta: “En mi experiencia, como persona con cualidades distintas, considero que él es un vivo ejemplo de una frase de mi autoría ´El límite es el cielo y lo pones tú – lo cual hace referencia a que nadie más puede decidir cómo cada persona puede vivir su vida, ni las metas a las que se pueden llegar”.

3.- Stephen Hawking

     Sin duda uno de los científicos más importantes y reconocidos no solo por sus trabajos, sino por su condición: esclerosis lateral amiotrófica que padeció por 55 años, un tiempo que los neurólogos no podían explicar, pues la esperanza de vida con esta enfermedad es de 14 meses. Pero, gracias a su ardua labor, sus investigaciones fueron las protagonistas de un gran número de reconocimientos y publicaciones, demostrando que la disciplina y la voluntad permite superar estigmas y hasta diagnósticos.

     “Un diagnóstico no limita tu vida ni la de nadie. Simplemente te muestra el camino por el que debes transitar. Muchas veces estar lleno de condiciones adversas se transforma en el coraje necesario para alcanzar tus sueños, pues encuentras todos los días obstáculos inmensos no sólo desde tu cuerpo, sino, sobre todo, por parte de la sociedad que muchas veces se empeña en marginar a personas en apariencia discapacitadas”, añade Frontado.

4.- Helen Adams Keller

     Además de tener un gran talento con las letras, la escritora británica se destacó por ser la primera mujer universitaria sordociega, un avance que, para la época y su condición abrió la puerta a más personas con cualidades distintas. Su labor filantrópica le permitió recaudar dinero para la Fundación Americana para Ciegos y acompañar diferentes luchas siendo una activista incansable por las causas en las creía. Su historia es conocida no solo por los innumerables éxitos, sino por su proceso; la pérdida de visión y audición a los nueve meses le desencadenó una fuerte depresión que se tradujo en episodios agresivos; hasta que llegó Anne Sullivan, quien le enseñó a comunicarse, a leer braille, y a exteriorizar sus sentimientos. Una labor de cuidadora que le permitió a Helen lograr cada una de sus metas y, sobre todo, ser una reconocida escritora y oradora.

     Hay una frase que me gusta repetir, porque hace parte de mi día a día, y es “buscar oportunidades hasta en las adversidades” que, unida a la idea de que el resultado de vivir situaciones muy difíciles hace que una persona obtenga el coraje necesario para alcanzar sus sueños, sustentan cómo las historias de estas cuatro personas son ejemplos extraordinarios para gente del común y con habilidades distintas.