LA COP26

«Festival de la hipocresía del norte global»,
¡otro fracaso de los líderes mundiales!

     Una vez más, los líderes mundiales demuestran su fracaso en ponerse de acuerdo para detener tragedias como la que hoy todos reconocen sobre la crisis climática, pero a la que, sin ningún pudor, prefieren llegar a un acuerdo final que prorroga lo improrrogable, igual que sucedió con la conferencia de Alma Ata en 1978, con el famoso lema de ‘Salud para todos en el año 2000’, o igual el fracaso de no cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, lo mismo que lo que ha sucedido con el coronavirus, para lo cual los líderes mundiales no lograron un acuerdo conjunto o unitario con la OMS para atender con eficacia y eficiencia su alta propagación, y mucho menos han logrado con la misma OMS un acuerdo global para eliminar la pandemia del siglo XXI, como es la obesidad y sus enfermedades no transmisibles, que está matando a más del 70 por ciento de los ciudadanos en el planeta, pudiéndose evitar, para vergüenza de todos ellos… Jamás han querido el bienestar y la felicidad de los ciudadanos del mundo, que dicen querer y representar… ¡Son unos hipócritas!

     Resulta que después de dos semanas de negociaciones, en la Cumbre del Clima de Glasgow se aprobó un texto que deja insatisfecha a una inmensa mayoría de países, pero que ha sido firmado en pos del consenso y de poder seguir trabajando de manera conjunta contra el calentamiento global. Si bien el borrador inicial presentado por la presidencia británica recibió firmes críticas de la mayoría de las partes por su debilidad y falta de compromiso, lo sorprendente es que la versión final, no solo no fortalece el borrador inicial, sino que lo debilita…

Miles de personas procedentes de diversos países del mundo se reunieron ante las puertas de acceso a las instalaciones donde se desarrolló la cumbre de clima de la ONU sobre calentamiento global. Al final, decepción: imperan la “inoperancia climática” y la “endeble respuesta” de los líderes mundiales ante la crisis. Captura de https://www.heraldo.es/

     La debilidad del texto aprobado se evidencia, en primer lugar, en su redacción. Según Irene Rubiera, portavoz de Ecologistas en Acción, en Glasgow “Se pierde todo el carácter vinculante que se exigía de este acuerdo. No hay ningún verbo en el texto que genere una vinculación legal, es decir, una obligación de los países a actuar, son todo invitaciones, recomendaciones y ruegos”. Qué decepción mundial. Además, al acuerdo final le falta concreción en las medidas, tiempos claros y compromiso real de financiación. “Se trata de un acuerdo vacío que cualquiera firmaría. Dice que hay que luchar contra la emergencia climática pero no concreta ni cuándo ni cómo se va a hacer, ni, sobre todo, con qué financiación”, continúa Rubiera. Este es otro fracaso de los líderes mundiales…Y no lo ponga en dudad, igual fracaso ocurrirá con los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el año 2030…

     A continuación, presentamos una síntesis del vergonzante texto final de la cumbre:

     *A pesar de que la Cumbre del Clima en Glasgow estuvo protagonizada por el discurso de la emergencia climática, los acuerdos finales posponen todas las medidas necesarias para hacerle frente, prorrogan lo improrrogable.

     *Una inmensa mayoría de países expresa su descontento con el texto final, porque no responde a las expectativas de la ambición deseada, pero deciden firmarlo para mantener la llama del trabajo conjunto contra la crisis climática.

     *El abandono de la subvención a combustibles fósiles y los aspectos de financiación, han sido dos de las piedras angulares negadas en las negociaciones, como el fondo verde de los 100.000 millones de Dólares.

     *El acuerdo estanca la lucha climática y no da respuesta concreta a las consecuencias del calentamiento global que todos esperábamos.

     Llevamos muchas cumbres viendo cómo en pos del entendimiento de los países se llegan a acuerdos endebles, que son incapaces de cumplir con las indicaciones científicas y garantizar un futuro para las personas y los ecosistemas. La comunidad internacional debería plantearse a quién quiere seguir poniendo en el centro de la lucha climática: si a las empresas y países fósiles, o sí escuchará a los países más vulnerables, porque es inviable seguir adelante con un acuerdo que no cumpla con el mínimo de ambición marcado por la mejor ciencia disponible ante la crisis actual.

     La activista sueca contra el cambio climático Greta Thunberg dijo que la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático conocida como COP26 es un “fracaso”. Lo hizo en el marco de la acción de protesta de Fridays for Future realizada en Glasgow, que convocó a cerca de 25.000 manifestantes. Un mes antes del inicio de la COP26, Thunberg ya había criticado la inacción política de las personas que deberían tomar medidas para hacer frente al cambio climático, y les había dicho a los líderes mundiales que se dejaran de tanto bla, bla, bla…

     Con su total contundencia como siempre, y anticipándose a los resultados finales de la cumbre, el día 5 de noviembre, Greta Thunberg señaló que “La COP se ha convertido en un evento de relaciones públicas donde hay dirigentes dando hermosos discursos y anunciando compromisos y objetivos sofisticados, mientras que detrás de escena los gobiernos de los países del norte global se siguen negando a tomar todo tipo de medida drástica contra el cambio climático”, y además terminó diciendo que “esto no es una conferencia. Este ya es un festival de la hipocresía del norte global”.