Imagen de http://desmotivaciones.es

     Cuando brindas tu amistad, no esperes lo mismo de la otra persona: ¡entrégala!, sin esperar nada a cambio.

     Solo sé tú mismo, con honestidad y sinceridad

     Si esperas demasiado o te haces muchas expectativas, a lo mejor tu corazón se entristecerá porque cada persona tiene sus propios intereses y vive su vida a su propio ritmo.

     Sólo vive y disfruta los momentos. Y suelta aquellas amistades que no vibren en tu misma sintonía, no porque sean malas personas, sino porque van en distintas direcciones. Pero atesora a aquellas que te brindan una amistad sincera

     Cada persona que se cruza en tu vida es un maestro, solo identifica en ella la lección que la vida tiene para ti… Asimila, ¡y continúa tu camino!

Imagen de https://irmafilosofia.blogspot.com/

     ¿Realmente sientes a Cristo en tu corazón o tu Cristo es aquel que te hace ver una religión?

     La religión, sin importar la que sigas, es solo un guía, es como aquel maestro, que te orienta.

     Pero el que decide si realmente le permites entrar en tu vida eres tú, no por intermedio de un libro o de un rito, sino a través de sentirlo en tu corazón, de interpretar cada uno de los mensajes que tiene para ti.

     Pero cuán difícil es entender el mensaje, cuando no disponemos nuestros corazones, pues Cristo habita en cada uno de nosotros.

     Pero nos negamos a recibirlo, a hacerlo parte de nuestra vida.

     Se nos ha convertido en nuestro único medio de solución a nuestras dificultades, pero solo nos acordamos de Él cuando ya tales dificultades nos han sobrepasado.

     Permitámosle ser parte de nuestras vidas, así como el aire es parte vital de tu existir.

     No esperemos tener una dificultad para acercarnos a Él.

     Cuando Cristo mora en ti, se llena tu corazón de amor, no existen barreras: la esperanza se aviva, las posibilidades se amplían y la prosperidad llega, ya que, por derecho Divino, te corresponde.

Imagen de https://www.psicologia-online.com

     Hoy es un nuevo día para empezar a ser feliz contigo mismo…

     Que no te importe lo que los demás digan de ti, siéntete capaz, siéntete un triunfador.

     No permitas que, a tu mente y a tu corazón, entre cualquier tipo de bullying, que pudieran estar haciéndote. Recuerda que el que te crítica lo hace desde su propio espejo

     Hoy es un día para ser feliz contigo mismo: eres un ser amado por el Creador, dotado de muchos talentos.

     Reconoce tu propia valía, reconoce que la chispa divina está dentro de ti, pues eres hija o hijo del creador.

     Ve y mírate al espejo: sonríete a ti mismo y di que te amas. Sé feliz contigo mismo.