Interacción

Tras recibir el comunicado de José Orellano, el odontólogo, pintor y poeta cienaguero Víctor Hugo Vidal Barrios publicó el documento en Facebook e interactuó con varios seguidores. Buscan mecanismos para que la decisión sea reversada.

Interacción ante iniciativa de Víctor Hugo

Edgard Rey Sinning, José Orellano y Víctor Hugo Vidal Barrios, durante la
presentación del libro ‘Colcha de retazos’, de Vidal Barrios, en la
Feria del Libro de 2019.

Víctor Hugo Vidal (En Facebook): Todos a apoyar a José Orellano y su inmortal Muelle Caribe.

Me acaba de llegar este mensaje y lo hago público porque es hora de rodear a nuestro gran amigo José Orellano Niebles en su noble labor y sin ayuda económica de nadie:

Para:

Abel José Rivera García, Alonso Ramírez Campo, Eduardo García Martínez, Edgardo Caballero, Emiliano Pintos, Fare Suárez, Fernando Castañeda García, Fernando Mora Rodríguez, Guillermo Romero Salamanca, Jaime De Lavalle Carbonó, Jorge Agudelo Moreno, Martha Prada, Miguel Maldonado, Nury Ruiz Bárcenas, Óscar Serpa Reyes, Fernando Barros Ángulo, Víctor Hugo Vidal Barrios,

Buen día.

Estimados (as) compañeros (as) y amigos (as):

Con honestidad, me permito comentarles que me siento cansado.

Cansado, abrumado —y además desmotivado— de desarrollar semanalmente un esfuerzo quijotesco que, a pesar de mi desbordado entusiasmo, está desgastándome, mucho más a mis 71, física y mentalmente y ha requerido de mis apretados recursos financieros —últimamente, inversión de cuatro millones de pesos en reposición de computador, compra de programas, actualización gráfica del formato, del hosting y del dominio, pago de algunas promociones en redes— sin que, al margen de la satisfacción personal, genere retribución económica alguna a no ser los pocos pesos que, en ocasiones, aportó una franja promocional oficial que hace rato dejó de ser frecuente: dos veces en un año, y ya no va más. La verdad: no sé conseguir patrocinadores, no sé vender publicidad.

Si últimamente han aparecido dos franjas publicitarias al pie de la portada, les preciso que estas no son sino un canje a cambio de la elaboración de algunos diseños, incluido el del nuevo logo de *El Muelle Caribe*, y una cortesía con el cuñado abogado, en cuya residencia he pernoctado uno que otro día —bueno: mientras estuvo viva mi hermana menor, su esposa— cuando he viajado a mi tierra.

Además, a lo mejor también desmotivados por la falta de algún detallito material-afectivo que animen, en reciprocidad a su participación gratuita, varias firmas han venido escurriéndose del esfuerzo semanal de escribir para El Muelle Caribe. Y no les niego la razón.

Por tales circunstancias, me veo precisado a desmontar El Muelle Caribe como semanario y —para no perder del todo la inversión hecha, inversión sin recuperación— mantendré el sitio a modo de blog, para publicar, sin periodicidad establecida —¡cuando Dios quiera!—, algunas cosas mías en el momento en que las produzca y crea que vale la pena divulgarlas.

Les agradezco enormemente su colaboración.

Sobre imágenes rebuscadas en y tomadas de internet, el director ilustraba las notas de los columnistas. Esta fue para el
tema ‘S.O.S ¡Abrir escuelasde vida!’, de Alonso Ramírez Campo.

Siete años y cinco meses en la web, ¡no son nada! Ya pasaron.

Aunque sin remuneración, los he vivido a plenitud gracias a mi terquedad semanal de mantener vivo nuestro hebdomadario y gracias a la amable y extraordinaria participación de ustedes.

Siete años y cinco meses, que se han ido, ¡como si nada!

Abrazo y, una vez más, mi gratitud por siempre.

José Orellano – El Muelle Caribe.

Gustavo Rafael Polo Rodríguez: Muy triste noticia… Esto refleja el abandono en que se encuentra nuestra cultura… El cero apoyo hace que bellos proyectos como El Muelle Caribe perezcan.

Víctor Hugo Vidal Barrios: Gustavo Rafael Polo Rodriguez totalmente de acuerdo.

Joaquín Casamayor: Mucho disfruté el Muelle Caribe, a pesar de que, por el tamaño de la letra en mi PC, a veces me costaba mucho trabajo leer la mayoría de las citas. Hace algún tiempo dejé de recibirlo y lo he extrañado. ¿Qué podemos hacer para salvarlo, aunque sea de manera quincenal, por ejemplo, o mensual? Yo me ofrezco para ayudar con mi contribución.

Víctor Hugo Vidal: Joaquin Casamayor gracias Patriarca. Todos debemos colaborar. Los del Magdalena nos vamos a reunir para acordar qué hacer. Yo le estoy avisando.

Margarita Rosa Bonett Locarno: Pues dejémonos de lamentarnos y ayudemos. Si cada uno pone una partecita se pueden recoger unos fondos para ayudar. Para eso debemos compartir la nota y ponernos en marcha.

Joaquín Casamayor: Margarita Rosa Bonett Locarno Cuenta conmigo, Margarita Rosa.

Respuesta de José Orellano: Les agradezco desde lo más profundo de mi alma, pero la verdad es una sola: estoy agotado… El paso de los años y el noctambulismo me están pasando factura de cobro.

Respuesta de cinco amigos

Del publicista barranquillero Fernando Barros Angulo

De la periodista barranquillera Vilma Cepeda

Auténtico directo y agradecido. Y tú, sigue echando para adelante.

Del médico guajiro Bladimiro Nicolás Cuello Daza

Hermano, me preocupa ese mensaje. Es una situación compleja, ¡que vaina! Tengamos fe en que Dios no nos abandona. Tenemos qué hablar, me duele que estemos en esta situación. Hay que seguir adelante. De esta saldremos.

De la periodista vallenata Alba Quintero Almenárez

A veces lo que nos tortura nos da cierto placer y eso a lo mejor es lo que estaba pasando con El Muelle. Lo bueno es que vas a seguir publicando cuando se te dé la gana, esa es la mejor noticia. Te quiero mucho.

Del pintor banqueño Adib Navarro Namen:

José, mi hermano reciba fraternal abrazo… En el presente comunicado, he percibido el sentimiento que te embarga desistir de la pasión que tienes en tu profesión periodística, que durante mucho tiempo y sin recursos económicos, vienes luchando incansablemente para sostener con esfuerzos propios, la mayor ilusión de tu creación de las crónicas y opiniones de El Muelle Caribe…Lamento que te veas obligado a hacer un receso en el ejercicio de estas actividades que con valentía y emoción, nos contagiabas con tu espíritu aventurero, siempre investigando y dando lo mejor de ti, asumiendo con responsabilidad cada nota que en cada emisión decías… Y en lo que a mí me corresponde, puedes seguir contando conmigo, en la medida que en mis capacidades pueda disponer… Amigo por siempre… Abrazos y recuerdos a la familia.

En la imagen destacada de este módulo, la asesora general de El Muelle Caribe, sicóloga Claudia Marcela Orellano Silva, y el desarrollador web David Barrios, cuando, el 6 de marzo pasado, definían el nuevo formato de este ciber-hebdomadario hasta la presente actualización. Todo se estrenaba, pensando en futuro, los sueños… Los sueños, mismos que mueren primero.