Imagen de https://ministeriointernacionalepdd.wordpress.com/

     Si esta noche muriera, no tendría miedo… La muerte es el paso a una mejor vida, a una vida tranquila.

     Es el paso a un plano en el cual todo es luz, donde existen paisajes tan brillantes que, en vida terrena, solo podríamos imaginar.

     En ese plano, todo es de un blanco que deslumbra a los ojos.

     Las almas que allí habitan ya no tienen emociones, todo es paz y armonía.

     Si esta noche tuviera que despedirme, lo aceptaría, pero con tristeza en mi corazón por haber aplazado sueños, por no haber abrazo a mis seres amados, por no haberles dicho cuánto los amo, por permitir que el orgullo fuese más grande que una reconciliación, por irme sin perdonar y sin haberme perdonado, pero, lo más importante, sin ser.

Imagen de https://www.aditi.org.mx/

     Los ojos son el espejo del alma.

     Cuando miro a través de tus ojos veo la pureza de un alma joven, veo el mundo brillar de colores.

     A través de tus ojos puedo ver la bondad que hay en la humanidad, veo el amor incondicional, el respeto y la lealtad.

     Veo tus ojos soñadores, queriendo poder volar…

     Veo la picardía, pero también la seriedad…

     Tus ojos, me muestran tus alegrías y tus tristezas… Tus ojos me demuestran que el amor puro existe…  Tus ojos me acercan a Dios, al ver la maravillosa creación que hizo en ti… Tus ojos son tu marca personal… Tus ojos son como el mar en la inmensidad…

     A través de tus ojos aprendí el agradecimiento, pero también tus molestias… Los ojos hablan, ¡lo que tu boca calla!

Imagen de https://redindigena.net/

     En el mundo conocerás muchas personas, pero llega esa persona que te hace sentir que es tu alma gemela, ya sea por tu vibración o por las experiencias.

     Un momento en que se crea una amistad tan entrañable, que —sin darte cuenta y sin proponértelo—, terminas enamorándote.

     Pero amas en silencio, puede ser por miedo al rechazo, por respeto o por los dos escenarios.

     Ahí es cuando debes tomar una decisión: confiesas lo que sientes y te arriesgas a perderlo(a).

     La amistad es un regalo tan inconmensurable, que resulta mejor amar en silencio y disfrutar de una bella amistad, ante de perderlo todo.