Captura de https://elcorreoweb.es/

Por qué escribir

     Escribir es un proceso sanador que libera el corazón, la mente y el espíritu.

     No es necesario escribir para convertirnos en escritores.

     Escribimos para liberar nuestros miedos, sanar nuestras heridas y liberar nuestros demonios.

     Mediante la escritura, no solo trabajamos biológicamente nuestros hemisferios, sino también trabajamos nuestra alma. Y por medio de ella, en algunas ocasiones, es posible que otros puedan encontrar una luz para su proceso de sanación o actuación.

     En algunas ocasiones funciona, simplemente, como un distractor de la vida, que mantiene activa la mente.

     No importa la razón por la cual escribes, pero empieza a hacerlo, ¡escribe!

     Estas triste, escribe y encierra en un papel todo ese dolor o frustración.

     Estas alegre, escribe y encierra allí todas tus memorias que te permitieron llegar a ese momento de felicidad, para cuando tengas que recurrir a tus memorias.

     Escribe tú hoy, para que mañana puedas ver tu evolución.

     Nuestros antepasados contaban historias de generación en generación para mantener vivos los momentos y sirvieran como lecciones para que nunca fueran olvidadas.

     En el tiempo presente también contamos historias, pero por intermedio de la escritura, ya que ella es la que permanecerá en el tiempo.

Captura de https://www.pngwing.com/

La vida

     Cuántas veces nos hemos preguntado ¿qué es la vida?

     ¿Realmente es lo que vemos y percibimos o es un ir más allá, algo más que no podemos percibir?

     La vida son momentos, unos buenos otros no tan buenos.

     Se dice que la vida significa algo diferente para cada persona, dependiendo del grado de conciencia y de despertar espiritual que tenga cada uno.

     Pero ¿realmente es así? ¿Es bueno estar despierto o, por el contrario, es mejor en la llamada matrix?

     Si estas en la matrix puedes tener un alto grado de felicidad y tranquilidad dependiendo de tu rol y forma de asumirla.

     Pero ¿y el despertar espiritual? ¿Acaso allí no hay felicidad?

     Siendo objetivos, sí existe felicidad, pero también mucha oscuridad.

     El mundo es como una jaula de la cual quieres salir, pero que sabes que no lo lograrás, sino hasta el día que debas trascender.

     Entonces se te convierte en una lucha constante entre luz y oscuridad. Y solo mediante un trabajo disciplinado lograrás que los momentos de luz primen en tu vida y, así, mantenerte feliz en un mundo que ya no ves como tu origen, pero es tu hogar, y, como tal, hay que tratar de vivir en armonía con él.

Captura de https://www.elcolombiano.com/

Qué fácil es

     Qué fácil es cuando hay amor dentro de tu corazón y amar a un animal que hace parte de nuestras vidas.

     Sin embargo, cuán difícil es amar a un humano.

     Muchas veces he escuchado que amar a un animal es fácil, porque ellos no juzgan, aman, confían y perdonan; cosa que no hacen los humanos.

     Pero la diferencia radica en que, por más traumas que tengan, cuando se les da amor, los animales responden a ese amor.

     Adicionalmente, los animales no son programados por una sociedad, ellos viven en la simplicidad de la vida.

     Cosa contraria a nosotros los humanos: cuando nos dan amor no lo valoramos, ni sanamos a gracias a él.

     Nosotros, como seres individuales, tenemos dentro de nuestro ser traumas propios, además cargamos con los de nuestras familias, parejas y el entorno y somos nosotros mismos los que dejamos de vivir en la simplicidad, para hacernos una maraña de emociones que no permite valorar y disfrutar de algo tan simple como el amor. Por eso, normalmente se generan conflictos e insatisfacciones con la pareja.

     Qué fácil es amar cuando soltamos todo nuestro pasado y vivimos sólo el presente.