Y si no la mete…

Junior ha dominado el balón, ha superado el 70% de la posesión ante Unión de Santa Fe y el 40% ante Bucaramanga, pero no tiene claridad para anotar. Último del cuadrangular A, Liga Bet Play.

¿SERÁ DEJAR DE CREER?

¡Se le olvidó meterla!

Bueno, meterla en el arco contrario, porque en propia puerta sí suele echar uno que otro autogol.

Borja, dilapidador…

Por El Impertinente

Dominio de balón, llegada frecuente al área chica contraria, pero olvido casi total del gol. ¡Mentira! No tan total, porque, a puerta propia, sí que la mete, en propia puerta sí suele echar uno que otro balón.

Sin jerarquía, a pesar del 72,1 por ciento de posesión de balón ante Unión Santa Fe de Argentina (27,9 por ciento) en el Metropolitano de Barranquilla y el 59 por ciento ante Bucaramanga (41 por ciento) en el Alfonso López de la ‘Ciudad bonita’, misma que está de fiesta sostenida porque Rodolfo Hernández puede llegar a ser el segundo presidente santandereano, que el primero fue, por allá entre 1876 y 1878, Aquileo Parra —José Bonifacio Aquileo Elías Parra Gómez, eran sus nombres y apellidos completos—. Sin jerarquía se muestra uno de los ‘equipos grandes’ del fútbol colombiano. Bueno: eso se afirma por ahí.

Junior, en su feudo, en el Metropolitano, 2-4 ante Jaguares, todos contra todos Liga Bet Play; 1-1 ante Nacional, cuadrangular A de la Liga, y 0-4 ante Unión Santa Fe de Argentina, Copa Sudamericana… Más 0-2 ante Bucaramanga, en condición de visitante, cuadrangular A. Así las cosas, hay que hallar la forma de parar el desastre. Que la vergüenza por lo sucedido en Copa Sudamericana sigue pesando. Urge hacerlo, Juan Cruz Real.

El onceno que dirige Armando ‘El piripi’ Osma no tiene una gran nómina, pero sabe adaptarse al juego del contrario y afrontarlo con relativo éxito. Ante Millonarios, en el Campín, lo hizo, aunque perdió —0-1— injustamente: no hubo falta contra Daniel Ruiz, pero el árbitro decretó penal.

En su cancha bumanguesa, ante Junior, Bucaramanga se acomodó entre los embates del visitante, que falló cualquier cantidad de veces al momento de atacar. Incluso, Junior recurrió a Mario Sebastián Viera, para que, en dos ocasiones, cobrara tiros libres a larga distancia —no media—, pero por ahí no es el asunto. En una de esas, Viera quedó con su arco totalmente desguarnecudo, un contrario se le iba directo al gol y tuvo que acudir a una fea falta para evitar el tercero. Bucaramanga hubiera hasta podido golear al cuadro tiburón. Y Viera se merecía algo más que un llamado de atención. No estaba lejos de ser pintado de rojo.

Dairo Moreno abrió la cuenta… Papel de goleador.

Los dirigidos por Juan Cruz Real muestran dominio del balón, pero eso de nada les sirve: chao, de la Copa Sudamericana, y el farolito en la clasificación general de su grupo en semifinales de Liga, por debajo de Millonarios, Bucaramanga y Nacional.

Y haciendo referencia a Cruz Real, hay que recordarlo —después de 0-4 ante Unión— presentando excusas ante la afición que había comenzado a volver a acompañarlo en el Metropolitano, ese lleno para la frustración ante Nacional. Y a medio llenar, ante Unión. De nada valen las excusas del director técnico si no se gana.

Ah, y con el goleador Miguel Ángel Borja— muy mal en el compromiso ante Bucaramanga— dilapidando goles, incluso un penalti.

Junior: juego total en la media cancha, invasión sostenida al territorio contrario, los goleadores en el área chica, pero nada que la bola perfora la valla enemiga, mientras la defensa expone, una y otra vez, sus protuberantes fallas.

Con el accionar de Junior en Copa Sudamericana y en cuadrangular A Bet Play —esperemos alguna buena cosa en octavos de Copa Colombia-Bet Play—, los sueños han muerto primero. No solo los de la hinchada sino también los de sus dueños. Costosa inversión en aras de ganar Copa Sudamericana y acariciar posiciones de vanguardia en el futbol rentado local, con deseos de la décima estrella. Pero todo está dando al traste.

El Impertinente, en medio de sus impertinencias, se había sostenido en los estribillos ‘Creer en Junior’ y ‘No dejar de creer’… Hoy los cambia… El de hoy dice: ¿Será dejar de creer?

Juagadas dos fechas del cuadrangular A, las posiciones son las siguientes:

1.- Millonarios: 4 puntos, 1 gol diferencia.

2.- Bucaramanga: 3 puntos, 1 gol diferencia.
3.- Nacional: 2 puntos, 0 gol diferencia.
4.- Junior:1 punto, -2 goles de diferencia.

Y Millonarios cuenta con el punto invisible —primer lugar, todos contra todos—, nadie podrá empatarle en puntos.

Imagen destacada https://colombia.as.com/