Tiempos aquellos…

Recuerdos de aquellos años sesenteros, la niñez y los tres primeros años elementales —de pronto los cinco, gracias a un participante: Cacique Miranda—. «La niñez de antaño. Inocencia. Respeto. Pudor. Amor. Gratitud. Sueños. Buena vida».

Imagen destacada: la Soledad de la década de los 60, siglo XX.

EVOCACION

Tiempos aquellos en aquella tierra,
el terruño que ya dejó de ser nuestro

Por José Francisco Orellano Niebles

A la edad precisa, la primera comunión.

¡Ay! Esos años de inocencia, de un estado integral químicamente puro, de sueños que, en muchos casos, dejé morir… O murieron primero…

Años —al vaivén por aquellos años— de plena libertad, física y mental, a pesar del rigor, rigor del bueno, desde la autoridad de padre y madre…

Años de aprendizaje, en medio de los jalones de orejas de la Niña Ignacia en la ‘Escuela de portón’ —A B C CH, cartilla de cartón tricolor, letras negras— y los reglazos a las palmas de las manos y las caricias desde suaves manos, para soñar despierto, de las seños Miriam Manotas Cabarcas y Minerva Mercado…

Años sin malicias, años de arroyito, tras la lluvia, susurrante por la cola del patio y de recolección de monedas de a centavo que —sin ponerme a imaginar de donde provenían— aparecían en ese cauce de aguas cristalinas que zigzagueaba por entre el platanal casero…

Años de fe —esa sí, irrenunciable— y de convicción de que hay un Ser Superior, de que en torno nuestro orbita una Fuerza Espiritual al ritmo de la rotación y la traslación terrena, de que existe Dios Todopoderoso…

Fe y convicción, ¡heredadas de mis padres…!

Hoy hay inmensos relicarios repletos de recuerdos… Pero, a pesar de uno que otro mal recuerdo, son relicarios que no pesan.

Bogotá congelada, DC, 24 de octubre de 2019.

Puntualizaciones

Niña Ignacia: Ignacia Ferrer de Orozco, madre de Hernán, Julián y Sara, me falta uno. Ella no solo me enseñó el abecedario, sino a leer, sumar, restar y multiplicar…

Miriam Manotas Cabarcas: Mi maestra de primero y segundo elemental en la escuela Avianca de Soledad… Sus besos en mis mejillas me subían, volando en sábanas de viril inocencia, hasta el cielo…

Minerva Mercado: Mi maestra de tercero elemental en el colegio Salcedo o Alejandro M. Rosales… Sus besos en mis mejillas me subían, volando en sábanas de viril inocencia, hasta el cielo… En tardes de muchos sábados le llevaba butifarras en su residencia del barrio Las Nieves de Barranquilla, como muestra de amor de inocencia…

—…ese cauce de aguas cristalinas que zigzagueaba por entre el platanal casero… Mi residencia era una típica casita de paja frente al Pilón Moderno, en ‘la carretera’ o calle 18 con carrera 23… En su traspatio crecían plantas de plátano y guineo manzano para el consumo casero… Había gallinas, limonero, palos de matarratón y guayaba y, de vez en cuando, un cerdo para Nochebuena… Había un perro: ‘Sultán’…

Mensajes de aquella vez (24 de octubre de 2019)

Yolaine Gómez Reina: Jose ese eres tuuuu? 

José Orellano: Sí, todo un angelito.

Yolaine Gómez Reina: José Orellano  .

Lina Ester Rojasmoreno: Te felicito, porque a pesar de todo siques siendo ese niño. Mis respetos.

José Orellano: Te quiero, Lina Ester. A ti y a tu familia. Lindos recuerdos.

Lina Ester Rojasmoreno: Gracias, hijo. nosotros también te extrañamos.

Guillermo Romero Salamanca: Tremenda pinta. ¿Fue la única vez que se puso corbatín?

Carolina Ackerman: La misma expresión corporal y facial de ahora.

José Orellano: Pero por ahí serpentean los surcos de los años bien vividos…

El colegio Salcedo o Alejandro M. Rosales de Soledad, ahora se llama ‘Institución Educativa Inobasol-sede 4’

Carolina Ackerman: José Orellano No podemos evitarlo. Pero a veces nacemos con la firmeza de lo que seremos. Eso eres tú.

Abel José Rivera García: Que buen relato vivencial, amigo JOSE. Estamos en la etapa de los recuerdos lejanos, como señal inequívoca de haber cumplido una metamorfosis para la madurez del alma, a estadios superiores de gozo y paz. un abrazo.

Jenny Del Valle Solano: Foto Leo…

José Orellano: Sí… Y, orgullosos, los papás nos llevaban hasta foto Leo para que se inmortalizara el cumplimiento de tal Sacramento..

Jenny Del Valle Solano: José Orellano saludos, desde Soledad

José Orellano: Jenny Del Valle Soledad, nuestra tierra que ya dejó de ser nuestra, Jenny.

Jenny Del Valle Solano: José Orellano hace rato. Cómo está la seño Sol?

José Orellano: Sol María —ella me acompañaba a recoger monedas— está bien, Vive con su hija Erika.

Camilo David Castro Stand: Esa melancolía hermosa es fruto de tus vivencias y demuestran que no has cambiado a lo largo de tu existencia. Es el reencuentro de la niñez con la madurez de la vida. Un abrazo mi querido amigo.

Olivia Márquez: Qué bello manito! Elegantísimo 

Betty Martínez: Tan tierno Abrazos

María De los Ángeles: Un gran hombre es el que no pierde su corazón de niño utilizando sus experiencias para crecer y madurar.TQM mi amigo del alma.

Julia Aguad: Son evocaciones de ayer impregnadas de nostalgias, por recuerdos que siempre llevaremos gravados en nuestras almas como tatuajes indelebles

David J. Miranda: Se te olvidó decir que en esa época eras más pintoso. Saludes

José Orellano: abrazo, Davi.

Arenosa Barranquilla: Recordar es vivir… a foto leo … recordar es vivir … gracias jose

Con Sol María, en los tiempos aquellos… “años de arroyito, tras la lluvia, susurrante por la cola del patio y de recolección de monedas
de a centavo que —sin ponerme a imaginar de donde provenían— aparecían en ese cauce de aguas cristalinas que zigzagueaba por
entre el platanal casero…”

José Joaquín Rincón Chaves (q.e.p.d.): Buen estilo ..lánzate a la aventura de contar lo vívido. Abrazo.

José Orellano: Jose Joaquín Rincón Chaves jj: vivo lo por ti vivido en esa aventura de encontrar la huella de tu pie izquierdo. ¡Lo vivo!

José Joaquín Rincón Chaves (q.e.p.d.): José Orellano Eso es importante… pero como tú caminas bien, te sugiero un título: “Lo que llevo en mi mochila”.

José Orellano: Jose Joaquín Rincón Chaves y preciso: estoy viviendo tras la huella, en estos precisos instantes…

José Joaquín Rincón Chaves (q.e.p.d.): José Orellano Gracias amigo por tu colaboración. Te llamo más tarde.

Vera Barrios: Recuerdos muy agradables de nuestra niñez. La niñez de antaño Inocencia. Respeto. Pudor. Amor. Gratitud. Sueños. Buena vida.

Víctor Hugo Vidal Barrios: Recuerdos inolvidables José Orellano, de tiempos vividos con pasión, una niñez llena de emociones, de sucesos que permanecen en la biblioteca del alma y que cualquier día leemos con nostalgia y satisfacción, por eso siempre expresamos que todo tiempo pasado fue mejor… Cuando leo estas vivencias, las siento mías y no dejo de vivir el olor nostálgico de tiempos integralmente hermosos que nos riegan gotas lagrimales de felicidad… Un abrazo mi hermano.

¡Ay como nos pasa la vida!

En los sucesos

acaecidos en el traspatio del ayer,

brotan recuerdos repletos de felicidad,

es de la vida sana, el propender,

mirarlos con el retrovisor de la expontaneidad.

En cada uno de ellos vive el niño del ayer,

que aún curtido en canas, no abandona de la infancia su placer.

José Orellano: Victor Hugo Vidal el olor de la nostalgia…

Gloria Bárcenas: CUANDO CRECEMOS PERDEMOS INOCENCIA. Y ESO… ¡ME ENTRISTECE!

Guillermo Sánchez Blanco: Un abrazo jose.

Astrid Mejía Padilla: Qué seriedad y elegancia en esa foto. ¡Recordar es vivir! Sólo nos queda evocar los buenos y gratos recuerdos. ¡Un abrazo!

Omar Emilio Miranda Miranda: Foto Leo… Calle 30, nos llevaban en bus ida y vuelta… Después donde los tíos y algunos que otros amigos de los viejos… Nos daba puras moneditas… José Orellano, Todavía me acuerdo de los reglazos de mi gran maestra Ena… ¡Y aquí estamos!

Julia Aguad: No podían faltar los recordatorios, las estampitas que repartíamos a cada miembro de nuestra Flia… Las fotos con el infaltable ángel de la foto Leo, libro de misa en mano y el rosario colgando dentro de él.

Rubén Caballero: recuerdos narrados por ti con una magia que se remonta a épocas mágicas… Definitivamente, me embarga la nostalgia de tan gratos momentos vividos de una época colorida y hermosa de aquellas épocas… No sé si todo tiempo pasado fue mejor, pero para mí sí eran mágicos.

Ana Elvia Fajardo Uribe: TOTALMENTE HERMOSO… TODO UN VARÓN DE DIOS ALTÍSIMO…  AMÉN Y AMÉN… FELICITACIONES Y MUCHAS BENDICIONES.

Raul Brugés Fuentes: Mi admirado estibador…Solo de un Lumen privilegiado como el suyo, pueden surgir relatos tan sublimes. Adhiero tan mágica nostalgia…. Fuerte abrazo guajirindio para usted…

Javier Barros:Te voy a mandar la mía, buenos recuerdos. Bendiciones.

José Orellano: Javier Barros la calle 18, tu calle, Jávie..

Tatiana Margarita Martínez Barros: Qué lindo. El mismo fondo de Foto Leo calle 72, entre 46 y 47.

Car Gar He: Memorable memoria capaz de rememorar en alemana edad que memorablemente se resiste al Alzheimer.

José Orellano: Car Gar He car gar he… El ario da vueltas, pero…

Edgar Awad V: José buenísimos recuerdos, solicito permiso para compartir.

José Orellano: Edgar Awad V dele, mi amigo. Abrazo.

Ev Evaristo Jiménez Martínez: Foto Leo, de la calle 30 con Cra 38.

Lourdes Vergara Mejía: Cumpliendo con el Sacramento de la comunión. Se nota la pureza y sin pecados.

Josefina Rapalino: Recuerdo foto Leo.

Álvaro Alvarado: Bellos recuerdos, viejo Jose. ¡Un Abrazo, mi hermano!

Emiliano Pintos: Qué bellos recuerdos y qué bien contados.

Cacique Miranda:  Y la Felicidad de ir a B.quilla a la toma en FOTO LEO en la Calle 30 (De las Vacas).

Cedrid Hernández Caamaño: Lindos recuerdos… Mil abrazos.

Fernando Castañeda García: Claro, la pinta es lo de menos. Esta foto es una especie de invitación que nos lleva a hurgar en nuestros recuerdos. Esos viejos años de infancia que llevamos pegados en la piel de nuestra memoria, cual sello del tiempo de una efímera existencia en este plano terrenal. Y sólo dejamos nuestros sueños y nuestra historia, sin el más mínimo compromiso para que nadie de tome la molestia de escribir acerca de nosotros -desde su óptica-, por eso, mi hermano, tú eres y seguirás siendo el mismo hombre que ha dedicado su vida a la comunicación y, escribir sobre uno mismo, primera persona no es tarea fácil porque se corre el riesgo de parecer pedante. Tu historia preñada por tus recuerdos, pudiéramos decir, hizo recordar la nuestra. Gracias mi hermano y colega. Te debo una… Jajajajajaja.

José Orellano: Fernando Castañeda García gracias, conterráneo. Colega. Amigo. Ñía. Llave. Cuadro. Soledeño. Caribe.

Fernando Castañeda García: José Orellano Ñerda! Jajajajajaja

Katia Victoria Díaz Richard: Qué bonitos recuerdos, incluyendo los jalones de orejas; a pesar de no ser este, un buen recuerdo, todo dolor está superado, y gracias a Dios, hoy puedes escribir tus pequeñas memorias, de manera que entretienen y cautivan a cualquier lector. Todo esto sirvió para forjar a quien eres hoy en día. Un fuerte abrazo.

Sergio Rafael Berdugo Orozco: José un placer saludarte. Pura Foto Leo, lo llevaban a uno al centro a tomarse la foto.

José De Jesús Pepe Albor: Beautiful picture Bro, congratulations.

Ana M Rangel: Qué erguido y elegante, te ves muy bien. Añoranzas de un pasado bueno dónde había diversión sana. Abrazos

Nelson Cervera: Foto Leo?

Andrea Guzmán Aroca: Tus hermosas palabras inundan mi mente de bellos recuerdos de esa infancia que viví en mi hogar rodeada de mi familia. ¡Gracias, mi querido José por esas memorias!

Mensajes de ahora, cuando lo recuerda Facebook

Emiliano Pinto: Bonito recuerdo.

Margarita Rosa Bonett Locarno: Bellos recuerdos, de infancia escolar, rígida, de cultura y juegos de ronda, de deportes sin canchas, de libros como regalos de primera comunión, evocados con cariño y alegría.

Víctor Hugo Vidal Barrios: Años de infancia y vivencias esenciales, espontáneos, caudalosos y cristalinos, como las aguas de lluvia que zizagueaban en el platanal casero de los grandes patios de nuestras casas… Recordar es vivir mi hermano… Felicitaciones

Tatiana Margarita Martínez Barros: Tronco de pinta, a todos nos tomaban la foto en el mismo sitio, la misma cortina de fondo, pero solo quedan los recuerdos, como dice una canción de Sandro. Sniff. Blanco inmaculado.

Rafael García Barreto: Igualito a foto Leo, en la 30 con 38 Barranquilla. Así tomaban las fotos antes. Tengo una así.

Edison Enrique De la Hoz Vizcaino: Dónde se meta esa foto es.de.la.30 con 38 y 39, foto leo, hasta allá llevaban a los de la primera comunión, matrimonios, bautizos; después nació foto tepedino.

Edgardo Caballero: Terminaba uno con los zapatos mojosos y el bolsillo con plata.. después de visitar a familiares y amigos.

José Francisco López Fontinelle: ¡Un remember time!

Franklin J. Rojas Ramírez: José, ¡un fuerte abrazo mi Hermano! Que Dios te bendiga por siempre.

José Orellano: Franklin J. Rojas Ramirez qué hermoso reencontrarnos, aunque fuere por este medio. Abrazo.

Franklin J. Rojas Ramírez: José Orellano así es José, en verdad que es un gusto enorme el poder saber de ti, el poder saludarte mi Hermano, cualquier cosa estamos en contacto. ¡Un fuerte abrazo!