Rodar-conservar

Históricamente, la sociedad ha marcado sus acciones urbanas para bien o para mal y ha dejado constancia de sucesos que han sido calificado como de osados e imposibles. Tema tratado por Oscar Camilo Serpa Reyes.

Rodamientos de conservación

Por Arq. Oscar Camilo Serpa Reyes

El “Marble Arch” en Inglaterra —imagen destacada de este módulo— y
la “Columna de la victoria” en Alemania dos símbolos que han sido
trasladados para su conservación y diálogo con los ciudadanos de
su territorio.

Soledad, mayo 21 de 2022.

Las asiduas amenazas de tipo natural y antrópicas que actúan sobre las infraestructuras residenciales, educativas, laborales, de salud, recreativas, religiosas etc., han sido una constante de peligro cuando la naturaleza ruge violentamente a causa de las acciones depredadoras del brutal atrevimiento del hombre con su medio ambiente y los intereses mezquinos de la sociedad que se auto-inmola, cuando utiliza el suelo como factor de riqueza especulativa por sobre la necesidad real de vida.

Para lo cual no importa el arrasamiento total que se proponga en un proyecto que defina un nuevo diseño que transforme la ciudad en una progresión geométrica insostenible y consumidora del buen vivir, aún a costa de la historia transcrita en sus fortalezas pétreas, que han permitido el cobijo, el desarrollo, la reproducción de la especie, el estudio, el descanso y el placer de comer, que hoy nos muestran a pesar de muchos hechos asoladores, las huellas y los eslabones de formas de vida con mucho contenido y un ponderado índice de alta riqueza histórica.

La sociedad a través de la historia ha marcado sus acciones urbanas para bien o para mal, de ello sientan constancia sucesos que han sido calificado de osados e imposibles, pero que al final de cuentas, se convierten en un referente de conquista sobre el espacio donde quedan escritos nuestros legados históricos sobre la ciudad que nos vio nacer y morir. 

Varias de estas huellas urbanas han desaparecido y otras han tenido el privilegio de ser “rodadas” para conservarlas en toda su plenitud, la historia de estos rodamientos estructurales da fe de la osadía humana sobre los subjetivos mentales imposibles, una referencia histórica de “desplazamiento obligado” de ello, nos lo muestra el Marble Arch, un monumento que representa un arco del triunfo en mármol blanco de carrara del siglo XIX de mucho valor simbólico, que se ubicaba como acceso al palacio de Buckingham en Londres, fue reubicado en 1847 – se ubicó en la esquina noreste del parque londinense de Hyde Park – para la ampliación de la corte de la reina Victoria.     

“La Columna de la Victoria”, un monumento alemán, que fue construido en 1873 como homenaje a la victoria de Prusia en la guerra de los ducados de 1864, la guerra alemana de 1866 y la guerra francoprusiana de 1870 – 71, estaba situada en la Königsplatz de la ciudad berlinesa como homenaje a sus gestas bélicas ganadas.

 A la llegada al poder del Nacionalsocialismo 1939, el sociópata criminal nazi Adolf Hitler, la rodó a la rotonda de Grober Stern sin sufrir ningún daño colateral en su traslado, incluso aumentó su altura en 7.5 metros de 60 inicial.

Arriba, Monasterio español de San Bernardo de Clairvaux o Abadía de Claraval, desmontada en Europa y taríada
a Norteamérica para ser reconstruida en Miami, y el templo de Abu Simbel, desmontado piedra a piedra para evitar
que quedaran sumergidos en el lago Nasser. Abajo, la Mansión Lancashire, Inglaterra, desmontada y trasladada a

Richmond, Virginia en Usa, para su reconstrucción. Finalmente, el edificio de la Bell Telephone Company, fue
girado a 90 grados para evitar su demolición.

En 1967 ante el inminente peligro de desplome y por los acosos de la modernidad en la movilidad londinense, el gobierno de la ciudad decide desmontar piedra a piedra la estructura del puente de Londres construido en 1831 y ofertarlo en subasta pública al mejor postor, siendo beneficiada con esta acción de venta la ciudad de Arizona en Estados Unidos, a la cual le enviaron desde el otro lado del charco las partes desmontadas del puente de Londres, convirtiéndose este en un atractivo turístico de la ciudad al ser reconstruido.

Los “rodamientos de conservación” han sido tantos en tantas ciudades que podríamos destacar varios de ellos como la casa de Alexander Hamilton en Estados Unidos, esta vivienda tomó el nombre del padre fundador de esa gran nación, vivienda que ha sufrido dos traslados que la mantienen aún en pie como memoria urbana tras el paso del tiempo.

Otro de los rodamientos de conservación efectuados es el del monasterio español de San Bernardo de Clairvaux, una construcción medieval construida en Segovia que fue comprada, desmontada y reubicada por el magnate de los periódicos norteamericanos William Randolph Hearst al país del tío Sam en 1925 al norte de Miami.

Al igual que los anteriores, los templos de Abu Simbel y la mansión Agecroft Hall en Lancashire – Inglaterra, y trasladada a Richmond – Virginia, fueron edificaciones que fueron desmontadas piedra a piedra, las primeras por el gobierno egipcio buscando conservar dos edificaciones del año 1270 – 1213 a.C. Y la segunda por la megalomanía del potentado virginiano llamado Thomas Williams Jr. Que compró la casa y la desarmó cuidadosamente para reconstruirla en su territorio de residencia.

En 1930, se conoce la primera experiencia en mover y/o rodar una mole de concreto de 8 pisos de altura y 11000 TN de peso, este fenómeno ingenieril lo plantea y ejecuta el arquitecto norteamericano Kurt Vonnegut en la ciudad de indiana, con el edificio comprado por la multinacional Indiana Bell Telephone Company en 1929 con la intención de demolerlo y hacer uno más grande, pero no contaron los nuevos dueños de la edificación en comento, que esta cumplía una función esencial en el desarrollo de la ciudad, por tanto no podían demolerla, deciden entonces correrla 16 metros hacía el sur y 30 metros hacia oeste en un giro de 90 grados todo el volumen de la edificación sin interrumpir sus funciones laborales – 600 trabajadores ocupaban la edificación mientras era trasladada a su nuevo lugar incluyendo sus servicios públicos – https://twitter.com/i/status/1488159850890727424 – esta faena de la ingeniería fue realizada en un tiempo récord de 30 días de trabajo.

Es en octubre de 1950 en la ciudad de Guadalajara, cuando la osadía ingenieril del hombre estimulado por el urbanismo de construir vías amplias para mover más vehículos – muy en boga en esa década – asume el compromiso de rodar ahora si aplicando el termino exacto de su significado, el edificio de la telefónica mexicana a 12 metros de donde se encontraba, para permitir así la continuidad de la vía proyectada en el plan de movilidad de la ciudad, este honor de ser el diseñador y precursor amparado en el ámbito de la tecnología del momento de tan arriesgado proceder, recae sobre el ingeniero Mexicano Jorge Matute Remus que realiza tal actividad siendo el rector de la Universidad de Guadalajara y miembro de Planeación del gobierno de turno, hoy en su memoria se encuentra frente a la edificación “rodada” una estatua en su honor empujando en forma simulada el edificio de la telefónica que él realizo sin ningún contratiempo muy a pesar de que la rodada efectuada se hizo con las personas que en ese momento laboraban en la empresa de teléfonos.

Arriba, momento del rodamiento del edificio de la telefónica de México, primera experiencia en Latinoamérica,
acción acometida por el Ingeniero civil Jorge Matute Remus, a quien se le levantó una estatua frente al edificio
que él y sus colaboradores empujaron. Abajo, imágenes que muestran el ayer y hoy del Edificio Cudecom,
en Colombia, segunda proeza de desplazamiento en Latinoamérica, a cargo del arquitecto Antonio Páez
Restrepo, en la última imagen recibiendo el premio nacional de Ingeniería que le otorgó el gobierno en
cabeza del extinto expresidente Alfonso López Michelsen.

En el mismo mes pero del año 1974, el turno le corresponde al altruista y megalómano arquitecto colombiano Antonio Páez Restrepo y un equipo de más de 400 personas entre arquitectos, ingenieros, técnicos, maestros y ayudantes, se dan a la tarea de “rodar el edificio Cudecom situado en la avenida 19 del Distrito Capital de Bogotá, proeza ingenieril llevada a cabo con una estructura fija o de carrilera de 1000 toneladas de peso como soporte para poder mover la edificación y una estructura móvil de amarre de todos sus pedestales que rodarán por rodillos de acero de 5 cm de diámetro y siete gatos hidráulicos para el empuje de la edificación.

El gobierno colombiano en cabeza del finado expresidente Alfonso López Michelsen, le entrega el premio nacional de Ingeniería por la acción ejecutada sin ningún contratiempo, de igual forma, durante 30 años el edificio Cudecom figuró en el libro de los Guinness Récords como la estructura monolítica de concreto más pesada – 7000 TN – en haber sido rodada del lugar de origen en 29 metros lineales.

En 1997 en el mes de octubre – ¿Por qué será que este tipo de eventos siempre se realiza en el mes de octubre?¿ Sera pura o mera coincidencia? – es el “Teatro de artes escénicas Gem” construido en 1927, con un peso de 2750 TN, con un estilo de arquitectura neocolonial español de la ciudad de Detroit en norteamérica, el que impone o establece la distancia más larga en el desplazamiento de una mole de concreto – 563 metros lineales – sin sufrir ni una solo fisura en el transporte de contenedor arquitectónico hacía su nuevo sitio de ocupación, este hecho histórico de mudanza pétrea es lo más asombroso en este tipo de trabajo realizado en una edificación ya construida, utilizando para su desplazamiento un sistema hidráulico sobre rueda de última tecnología, el cual facilito su “cambio en primera” del lugar donde se construyó sin ningún tipo de contratiempo en su estructura, esta acción de traslado le generó a la ciudad, a sus profesionales ejecutantes y a la edificación misma, un récord mundial Guinness como el edificio más pesado jamás movido sobre ruedas.

China  no deja de sorprender al mundo en todos sus aspectos de vida y desarrollo, una cultura milenaria que nos sigue enseñando sin mezquindad la manera de afrontar las dificultades y solventarlas con mucho respeto y éxito, siempre nos cuenta una historia, esta vez estas historias se direccionan en la conservación de dos edificios emblemáticos dentro de su contexto urbano y su manera de no demolerlos respetando su importancia histórica – es el país que más rodamientos a efectuado en salvamento de su historia urbana – ellos son: el edificio Fu Gang Building, una construcción de más de 100 años de antigüedad ubicado en la ciudad de Wuhan y la Escuela Primaria Lagena de Shanghai construido en 1935.

Nuevamente el mes de octubre del 2004 y 2020 vuelve aparecer en este escenario de rodamiento de grandes moles de concreto que han cambiado de lugar en el mundo – ¿Qué significará y que tanta importancia tendrá este mes que es escogido en todo el mundo para mover estas significativas estructuras de concreto? – por la necesidad de conservarlos bajo un gran peso de importancia histórica en su concepto protector, siendo esta la razón para apostarle al desplazamiento salvador como única alternativa de preservar la memoria urbana de ambas ciudades.

Arriba, el teatro de obras escénicas Gem, construido y reubicado en Detroit: ha sido el traslado de mayor distancia
sobre ruedas conocida hasta ahora —563 metros lineales— sin ningún tipo de inconveniente. Abajo, edificio de Fu
Gang Building y la Escuela de Lagena, el primero ubicado en Wuhan y el segundo en Shanghai. Ambos traslados
de sus sitios iniciales con patas robóticas que no requirieron de gatos hidráulicos para su empuje.

El edificio Fu Gang Building sufrió el trance de su “desplazamiento forzado” – 76 metros lineales – en el año 2004, esta estructura monolítica es la más grande en peso – 15.140 TN – que se haya trasladado de todas las infraestructuras monolíticas sometidas a este tipo de técnicas ingenieriles, que ha desarrollado las distintas tecnologías de última tendencia de cada época, este edificio impuso un nuevo récord Guinness al ser considerado uno de los más pesados en ser sometido al desplazamiento de su estructura en concreto, quitándole de tajo, el primer lugar que ostentaba el edificio colombiano Cudecom, convirtiéndose de hecho, en el “Sumo japones” de más peso que haya sido trasladado en la historia de estos rodamientos realizados.

La escuela primaria de Lagena es una edificación de 5 pisos con 7600 TN de peso, fue trasladada a 61.7 metros lineales de su ubicación inicial, su estructura de soporte fue reforzada en concreto y montada sobre 198 patas robóticas que permitieron rodar el contenedor arquitectónico al lugar escogido para su conservación, esta actividad de rodamiento alcanzó los 18 días calendarios y su tecnología aplicada fue innovadora en el sentido de que fue diferente a las aplicadas en los casos de traslados ya descritos, para las cuales se emplearon plataformas que se ponían sobre rieles, acompañadas de grúas y gatos de enorme capacidad en levantar y empujar la edificación que era el objetivo a rodar.

Nuevamente la capacidad de osadía en el hombre no tiene límites, el conocimiento como el universo en expansión es infinito, cada minuto se estira, por tanto, las soluciones no serán únicas en su momento pero si diversas en contenidos a futuro, cada enseñanza en la escala del desarrollo de la sociedad nos demuestra que ha muerto una verdad absoluta de momento para permitir el nacimiento de otra con fecha de expiración en otro contexto de verdades relativas, mientras los sueños…