Estocada Smith

Por Mauricio Salgado Castilla

En su vida personal, Will Smith es coherente con los valores de un buen ser humano. Seguro que ha enfrentado bien muchas situaciones conflictivas.  Entonces, ¿qué le pasó con Chris Rock?

Will Smith y los duelos del siglo XVII

Por Mauricio Salgado Castilla

En París, Francia, el 12 de mayo de 1627, a las dos de la tarde, el conde Bouteville y el marqués de Beuvron se batieron en duelo. Era una cuestión de honor. Todo empezó con una bofetada con guante. El conde Bouteville ya era reconocido por más de veinte duelos. Acompañados de sus respectivos padrinos y usando espadas porque el uso de armas de fuego no se consideraba de caballeros, se batieron y en pocos minutos el marqués murió de una estocada. Aunque comunes, los duelos eran ilegales, por eso el conde fue detenido y, por orden del propio cardenal Richelieu, lo juzgaron y sentenciaron a muerte.

Durante el reinado de Enrique IV (1589-1610) tuvieron lugar en Francia unos 10.000 duelos. Cerca de 5.000 duelistas murieron, pero también fueron muchos los que después, de un par de estocadas, consideraban saldada la cuenta de honor. Finalmente, Luis XIV (1661-1715) ‘El rey Sol’, creador del famoso palacio de Versalles, prohibió los duelos de manera contundente: no era la forma de dirimir disputas y afrentas al honor.

Los siglos han pasado y diferentes incorrectas formas se siguen utilizando para obtener retribución por faltas al honor, sobre todo cuando el blanco de ellas ha sido una mujer.

Arriba, vencedor, el conde Bouteville; abajo, derrotado con la muerte, el marqués de Beuvron. Premio para el ganador: la cárcel.

La edición 94 de los Premios Oscar de la Academia de Artes y Ciencias de los Estados Unidos estaba siendo observada por 10 millones de personas —cifra muy baja cuando se compara con la final del fútbol americano, que la siguieron 112 millones—, cuando el presentador Chris Rock hizo un mal chiste, usando una condición de salud de Jada Pinkett, la esposa de Will Smith. Las cámaras y todos los espectadores se sorprendieron cuando Will Smith subió al escenario y sin decir una palabra le dio una bofetada a Chris Rock.

La audiencia de inmediato se disparó y en los días siguientes no hubo un solo medio de comunicación del planeta que no pasará los escasos segundos qué cambiaron la vida para Will Smith. Minutos después del golpe, él tuvo que subir al escenario nuevamente, pero en esta ocasión para recibir la muy buscada y deseada estatuilla del Oscar. Aprovechó para presentar excusas y lo siguió haciendo es sus redes sociales; el viernes finalmente presentó renuncia a ser partícipe de la Academia de Artes y Ciencias —tal vez lo más difícil que ha hecho en la vida— y le fue aceptada de inmediato. Algunos como la actriz Mia Farrow, publicó un comentario en su Twitter sobre el chiste de Chris Rock que causó el incidente, diciendo que los comediantes son así se, ríen de las personas. Eso debe cambiar, no se puede vivir a costa del sufrimiento ajeno. Lo mismo, para muchos, el matoneo, el acoso escolar y sexual son normales, porque durante muchos años han existido, pero eso no los hace correctos.

Desde 1987, Will Smith, cantando rap ha sido un artista exitoso. Siguió en la televisión y con innumerables películas. Se puede decir que todas son buenas, es un actor comprometido. En su vida personal es coherente con los valores de un buen ser humano. ¿Entonces que pasó en esos pocos segundos?

“Los seres humanos son ciento por ciento emocionales y solo a veces son racionales”. Los neurocientíficos nos han enseñado que primero se percibe el mundo de forma emocional y luego racional. Las emociones son muy rápidas, no analizan, no verifican si hay alternativas a realizar, son poco precisas. Como cuando hay un peligro no hay tiempo de pensar en las diferentes opciones, es necesario actuar de inmediato. Igualmente, cuando un animal peligroso ataca o en medio de un incendio. Esto ha hecho que los humanos sobrevivan, pero cuando se vive en pleno siglo XXI y se interactúa con otros humanos no se puede ser así, toca ser diestro emocionalmente.

En 1990 Peter Salovey y John Mayer presentaron el concepto de la inteligencia emocional y con la publicación del libro del mismo nombre en 1995, Daniel Goleman lo popularizó.

Inteligencia Emocional es la capacidad humana de sentir, entender, controlar y modificar estados emocionales propios y de los demás, para dirigir y equilibrar las emociones. Hay personas que tienen inteligencia natural para la música, el arte o las matemáticas. Cuando se es consciente, se estudia y profundiza pasando de ser inteligente a ser competente. Lo mismo pasa con las emociones: no es suficiente conocerlas y entenderlas. Seguro Will Smith ha enfrentado muchas situaciones conflictivas de manera adecuada, como sucede para la mayoría de las personas, pero también es conocido que son muchos los que, a pesar de haberse educado, tienen destreza emocional baja. El maltrato intrafamiliar, el acoso escolar y laboral, son comunes en el día a día. El manejo de los conflictos termina en peleas, depresión y suicidios.

Sonora bofetada, con múltiples consecuencias para el atacante. Imagen tomada de imagen de https://www.soho.co/

En la escuela de medicina de la universidad de Harvard de los Estados Unidos la doctora en psicología y profesora Susan David ha desarrollado el concepto de “Emotional Agility”, en español: “Destreza o agilidad emocional”. Ser emocionalmente ágiles significa aprender a convivir con nuestras emociones, pensamientos y recuerdos saludables; siendo, además, coherentes con nuestros valores”. Para Will Smith ha sido muy duro porque su proceder de segundos no es coherente con todo lo que promulga y en las interacciones que tiene con toda clase de personas en el día a día, no queda la menor duda de que este tiempo ha sido muy duro para él.

Ser diestro emocionalmente, no es fácil, así se sea inteligente emocionalmente. Un virtuoso de la música además de la habilidad natural necesitó muchas horas de estudio con un buen profesor y miles de horas de práctica. Para ser emocionalmente diestro, la profesora Susan anima a aceptar las emociones desagradables, a ser compasivos consigo mismo por tenerlas y a prestar atención al mensaje que dice: “Las emociones son señales que nos indican aquello que nos importa. Estemos atentos, porque nos guían para actuar según nuestros valores”.

Una persona inteligente emocionalmente puede ser un manipulador, su entendimiento emocional le facilita acercarse a las personas, pero para hacerles mal. Ese es el caso de los estafadores. Mientras que, si se tiene destreza y agilidad emocional, los valores, las creencias y el desarrollo socioemocional están unidos, hay coherencia.

Una buena destreza emocional propicia actuar con agilidad ante los ataques del mundo moderno, cómo el realizado por Chris Rock, pero de una manera constructiva. No es resignarse, no es callar, es decir y hacer lo necesario para expresar el descontento, pero con el resultado de que el agresor reconozca que lo hecho no es correcto y no lo repita, sin necesidad de llegar a agresiones o la fuerza. Es poner las emociones al servicio de la razón, no es la respuesta automática de un computador, es la de un ser humano que sufre, que siente y no lo quiere hacer más.

El reto de la educación de padres y de profesores es que los hijos y los estudiantes puedan tener vidas de bienestar tanto en lo personal cómo en lo laboral. No es suficiente que tengan conocimientos para tener un buen puesto y ganar mucho dinero, tienen que ser coherentes con la vida que llevan con las otras personas, con su comunidad y el entorno. La mayoría de los corruptos, agresores sexuales y los llamados delincuentes de “cuello blanco” han tenido largos procesos de “educación” ¿Entonces que no aprendieron? Es definitivo darles el espacio para obtener la destreza emocional necesaria y que está a su vez corresponda a un desarrollo socioemocional.

De otra manera será una utopía el alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para el 2030, o para cualquier año. Y el cambio climático, simplemente, se encargará de que de la especie humana sólo queden vestigios inanimados.

@salgadomg

La imagen destacada de este módulo es de https://www.panoramaweb.com.mx/