Red consolidada

Barranquilla ha ratificado su compromiso de liderar las estrategias que ejecute la Red de Biodiverciudades constituida en América Latina y el Caribe. El alcalde Jaime Pumarejo se reunió con el gerente de CAF Ángel Cárdenas.

Se consolida la red de Biodiverciudades

Por barranquilla.gov.co
Imagen destacada, original de https://lanotapositiva.com/

Para consolidar la Red de Biodiverciudades constituida en América Latina y el Caribe, el alcalde Jaime Pumarejo Heins se reunió con el gerente de Desarrollo Urbano del Banco de Desarrollo de América Latina, CAF, Ángel Cárdenas.

El alcalde aseguró que, tras su creación —la integra  38 ciudades de 5 países, que le apuestan a la defensa del cuidado del medio ambiente—, se han agregado componentes para que sea un órgano que trabaja, que crece y que vela por las biodiverciudades de Latinoamérica con planes específicos, como un gobierno corporativo que perdure en el tiempo.

“Vamos a estar haciendo eventos, generando literatura y generando planes y acciones en cada una de estas ciudades para que Latinoamérica sea un motor de biodiverciudad, de sostenibilidad, de empleo y calidad de vida, utilizando aquello que tenemos que cuidar, que es nuestra fauna y nuestra flora”, expresó el alcalde Pumarejo.

El pasado 1 de diciembre se constituyó en Barranquilla la primera Red de Biodiverciudades de América Latina y del
Caribe. Imagen de https://mercadoyempresas.com/

 Visibilizar la red de Biodiverciudades

Dentro de los aspectos tratados en el encuentro estuvo la importancia de crear nuevos espacios para la visibilización de las acciones que se llevan a cabo de manera integrada en pro de la preservación del medio ambiente, así como incentivar que más ciudades de países latinoamericanos se sumen.

“La Declaración de Barranquilla ha despertado mucho interés por parte de otras ciudades que se dan cuenta del momento histórico en el que estamos. Es un momento de no retorno en el que tenemos que tomar conciencia de que hay que tomar acción. Es importante que esta red crezca y perdure en el tiempo”, insistió el mandatario de los barranquilleros.

Así ocurrió en Córdoba, Argentina, donde se integraron 30 ciudades más durante el Encuentro Nacional de Biodiverciudades, en el que los gobiernos locales del país firmaron la Declaración de Barranquilla y se comprometieron a impulsar un desarrollo local sustentable, en equilibrio con la naturaleza y focalizado en la bioeconomía.

En ese sentido, Ecuador también tendrá, en Manta, el Encuentro Nacional de Biodiverciudades, que se realizará el jueves 5 de mayo como un espacio de intercambio de experiencias y buenas prácticas entre ciudades de la región, por lo que se espera que más ciudades firmen la Declaración de Barranquilla.

Primera red de gobernanza

El pasado 1 de diciembre se constituyó en Barranquilla la primera Red de Biodiverciudades de América Latina y del Caribe. El acto se realizó durante el foro en el que se recibieron a líderes de diferentes rincones del continente para compartir la visión de integrar el cuidado del medioambiente y de la biodiversidad con un desarrollo urbano sostenible, volviendo a los ciudadanos protagonistas de esta transformación.

Las acciones de Barranquilla, la primera biodiverciudad de Colombia, están enmarcadas en preservar los atributos naturales que tiene la ciudad, conectando a los habitantes con el medio ambiente y generando mayor conciencia. En ese sentido, se destaca la recuperación de la ciénaga de Mallorquín, el tesoro oculto que pronto estará disponible para que propios y visitantes se conecten con la naturaleza por medio de actividades recreativas, así como la red de bosques urbanos que engalanarán distintos sectores, dando entornos agradables para los habitantes. Todas estas estrategias se desarrollan como una apuesta decidida del gobierno de volcar la mirada a aquellos espacios que por años estuvieron en el olvido y que ahora renacen y cambian la calidad de vida de los ciudadanos.

De predio-basurero a zona verde

Con la recuperación de 438 metros cuadrados que se habían convertido en un punto crítico de basuras conocido como ‘Cruz Cañón’, ubicado en la calle 47 B entre carreras 18 y 19, Barranquilla ganará una zona para el disfrute de andenes, siembra de árboles y paisajismo.

Sector Cruz Cañón, de basurero a zona verde. Imagen cortesía de zonacero.com

Este sector estaba siendo afectado por basuras arrojadas de manera indiscriminada por parte de algunos moradores del barrio y carretilleros.

Por esta razón, se realizaron labores de pedagogía en más de 700 viviendas del sector en las que se les explicó a los ciudadanos sobre la importancia de aprender a disponer de sus residuos sólidos; luego se hizo un estudio en el punto afectado y se determinó la intervención.

El jefe de la Oficina de Servicios Públicos, Juan Carlos Gómez Vallejo, explicó que se hizo la priorización y se diseñó la metodología para intervenir los puntos según sus necesidades.

“Son más de nueve dependencias del Distrito articuladas por la Oficina de Servicios Públicos trabajando bajo la expresa instrucción de nuestro alcalde Jaime Pumarejo, para recuperar estas zonas de la ciudad, para generar esa transformación hacia la biodiverciudad que tanto hemos anunciado”, dijo Gómez Vallejo.

Por su parte, la gerente de Siembra Barranquilla, Katia Navarro, señaló que la transformación del punto se realiza para que la comunidad se sienta contenta viviendo alrededor de ella.

“Para nosotros es una alegría grande poder entregar este nuevo espacio a la gente, por eso los invitamos a que lo cuiden, para poder tener una ciudad más amigable”, dijo la funcionaria, quien aseguró que serán sembrados 24 árboles.

El secretario de Obras Públicas, Rafael Lafont, indicó que las labores se realizan también buscando el apoyo de la gente.

“Es indispensable que la gente se conecte con esta recuperación y la mantenga en buen estado. No podemos permitir que unos pocos conviertan este lugar en botadero, que arrojen animales y demás elementos que afectan la salud de las personas”, dijo el secretario Lafont.

La gerente de Aseo de Triple A, Zandra Mantilla, aseguró que la empresa hace la recolección de los residuos los días martes, jueves y sábados en horario diurno y que la operación es apoyada con seis operarios, un minicargador, un grapple y tres volquetas.

“Los residuos que se depositan en este punto, en su gran mayoría, son podas, escombros, muebles, maderas y, en algunos casos, animales muertos. Continuamos haciendo el llamado a la ciudadanía para evitar entregar sus residuos a terceros no autorizados y que se comuniquen a nuestra línea 116 para solicitar la programación de recolección especial”, añadió Mantilla.

Son más de 438 metros cuadrados los que se comenzaron a intervenir. Además, se contempla la elaboración de un mural para que la comunidad identifique que es un sector protegido.

La ejecución de los trabajos tendrá una duración aproximada de un mes, los primeros 15 días se destinarán para la recuperación de andenes y los restantes a la siembra de árboles y a paisajismo.

Los integrantes de la mesa interinstitucional de cultura ciudadana y puntos críticos que hacen parte de la ejecución son: las Oficinas de Servicios Públicos, Seguridad y Convivencia Ciudadana, Participación Ciudadana, las secretarías de Gobierno, Control Urbano y Espacio Público, Tránsito y Seguridad Vial, Salud, Obras Públicas, Gestión Social, Desarrollo Económico, ADI, Siembra Barranquilla, Barranquilla Verde, Alumbrado Público, la empresa Triple A y la Policía Metropolitana.