Cinco destinos

Con Sebastián Ramírez Blanco, una guía de Civitatis que nos orienta a pasarle bien durante viajes especiales a destinos nacionales con motivo de la celebración del día del padre, el próximo 26 del corriente mes.

Los mejores destinos para celebrar el Día del Padre

Pon Sebastián Ramírez Blanco

Debido a la segunda vuelta presidencial, el domingo 19 de junio dejó de ser fecha oficial para celebrar el Día del Padre. Por disposición del gobierno nacional, se trasladó para el 26 de este mismo mes.

La del padre es una de las fechas más importantes del calendario y, por ello, a las familias se les presenta una ocasión perfecta para salir de la rutina y pasar esta fecha de una manera distinta, más aún si lo que se quiere es organizar una sorpresa para papá.

Civitatis comparte esta vez una guía de cinco destinos —¡y colombinos!— ideales para realizar escapadas cortas a fin de pasar un fin de semana distinto, así como vacaciones planeadas que puedan unir más a la familia y, sobre todo, celebrar a papá.

Cali (Tour por las haciendas de caña de azúcar)

Cali:, tomada de https://www.infobae.com/

Desde la capital del Valle del Cauca, Santiago de Cali, quienes tomen este tour partirán hacia Buga, una ciudad situada al oeste de ese departamento en donde visitarán el interior de la Basílica del Señor de Los Milagros; aquí podrán conocer las características de esta construcción realizada por el redentorista alemán Juan Bautista Stiehle, el cual diseñó también la famosa Catedral de Cuenca, en Ecuador.

Seguidamente, la segunda parada será el Museo de la Caña, también conocido como la Hacienda Piedechinche. Con la ayuda de la maquinaria y los objetos expuestos viajarán al pasado para descubrir la historia de la industria de la caña de azúcar en Colombia, uno de los cultivos más importantes del país desde que fue introducido en el siglo XVI. 

Por último, llegarán hasta la famosa Hacienda el Paraíso, esta casa museo, ejemplo típico de la arquitectura tradicional de los latifundios colombianos, es el escenario de la novela cumbre del romanticismo latinoamericano “María”, de Jorge Isaacs.

Santa Marta (Tour de la Maracuyá)

Maracuya, por Marcello Aquino

Sin embargo, si el plan perfecto para papá debe llevar aventura, este Tour de la Maracuyá cerca a Santa Marta puede ser el indicado; pues quienes lo tomen subirán en un vehículo 4×4 para hacer un trayecto de 30 minutos hasta la región de Jolonura.

Allí, en los pies de esta cadena montañosa, emprenderán una ruta a pie hasta alcanzar la Reserva El Paraíso, situada a 850 metros de altitud. En este enclave del norte de Colombia se esconde una finca productora de maracuyá, más conocida como fruta de la pasión. A continuación, empezarán a explorar la zona mientras conocen las propiedades de esta fruta tropical y todas sus variantes. Por ejemplo, que es antioxidante y que su piel tiene un efecto antiinflamatorio.

Además, los viajeros tendrán la oportunidad de avistar monos aulladores y plantar un árbol. Después, se acercarán a las cascadas de la reserva, donde se pueden bañar y emprender el viaje de regreso a la ciudad, durante este regreso, encontrarán el Pozo del Bautizo, un conjunto de pozas que antiguamente servía para el bautismo de los niños indígenas.

Leticia (Tour de las Tres Fronteras)

Leticia, tomada de https://www.minube.com/

Desde Leticia, capital del departamento del Amazonas, los viajeros tomarán un vehículo que los llevará hasta el río Amazonas para hacer un tour en barco por las tres fronteras; allí disfrutarán de la naturaleza amazónica que hay entre Colombia, Perú y Brasil hasta llegar a los poblados de Benjamín e Islandia, este último es conocido como la Venecia peruana.

Seguidamente los viajeros navegarán por el río Yavarí hasta detenerse en la reserva de Zacambu, en donde podrán hacer pesca de piraña, una actividad que verán hacer también a los locales.

En la misma reserva de Zacambu, quienes tomen este tour se deleitarán con un almuerzo tradicional de la gastronomía peruana, el cual les dará fuerzas para la siguiente actividad; ir en busca de guacamayas, tucanes y monos.

 Se ubica a orillas del río Amazonas y en el límite con Brasil y Perú. En el centro de la ciudad, hay una rambla con vista al río. La plaza principal es el Parque Santander, con un estanque y árboles donde se posan cientos de loros. Cerca está la Catedral de Nuestra Señora de la Paz, un edificio moderno con vista a la ciudad desde su campanario. El Museo Etnográfico tiene exhibiciones sobre los grupos indígenas de la región.

Medellín, por Andrés Gómez.

Medellín (Vuelo en parapente por la ciudad)

Medellín, ciudad de la eterna primavera, es la siguiente recomendada en esta guía por Civitatis —empresa líder en la venta de visitas guiadas, excursiones y free tours en español por todo el mundo—, pues ya varios conocen la capital antioqueña por su gastronomía y cultura, sin embargo, muy pocos la han visto desde el cielo.

Quienes tomen este tour serán llevados a San Félix, una zona montañosa situada en las afueras de la ciudad donde el instructor de vuelo dará unas pautas básicas de seguridad sobre el manejo de los parapentes.

Tras estas explicaciones, los viajeros serán dotados con casco y las protecciones adecuadas en codos y rodillas, ya con esto están listos para volar por Medellín. Cabe aclarar que estarán acompañados en todo momento por el guía. Los turistas volarán en parapente sobre Medellín durante unos 15 minutos que les permitirán apreciar una panorámica completa de la ciudad a vista de pájaro.

No hace falta tener nociones previas en el manejo de parapentes, puesto que los guías instructores les enseñarán las pautas básicas y, sobre todo, acompañarán durante el vuelo.

Bogotá (Tour del tejo y la cerveza)

El tejo, deporte nacional tradicional colombiano desde hace más de 500 años, es el último recomendado por Civitatis para disfrutar en este día especial para papá. El tour inicia en un lugar conocido en la ciudad, el Chorro de Quevedo, nada menos que el lugar donde se fundó Bogotá en 1538. Desde este punto los turistas se moverán a pié a una cancha de tejo.

Al llegar, los viajeros serán recibidos con una picada, compuesta de carne de cerdo, yuca, plátano, papas y gallina. Además, de una degustación de cuatro cervezas colombianas mientras les son enseñadas las reglas básicas del tejo.

Vale destacar que este deporte fue declarado por ley como deporte nacional del país en el año 2000, sin embargo, este popular juego ya era practicado los muiscas: pueblo precolombino que habitó el altiplano colombiano.

Los turistas jugarán varias partidas de tejo, en las que podrán retar al resto del grupo a ver quién consigue estallar el mayor número de triángulos (mechas) de pólvora o hacer bocín. No obstante, lo importante de este juego consiste en practicarlo en buena compañía.

Bogotá, tomada de https://www.elespanol.com/

Imagen destacada de este módulo: Amazonas, por Nareeta Martin.